Portada » “Vamos a poner en condiciones el edificio para los vecinos y para los empleados”

“Vamos a poner en condiciones el edificio para los vecinos y para los empleados”

Compartir la nota

Urreli AdrianEl secretario de Gobierno de Lanús, Adrián Urrelli, afirmó que el Palacio municipal “está en crisis”, y señaló que el cuarto piso se encuentra con tareas de reparación. Destacó la importancia de los empleados municipales, y aclaró que fueron “focos puntuales” los conflictos que se presentaron en áreas en donde el intendente Néstor Grindetti denunció boicot contra patrimonio del Estado. “Parte de la plantilla está muy politizada”, señaló aunque aclaró que “los empleados están animados”.

En una entrevista exclusiva con DiarioConurbano.com, el funcionario de mayor peso en el Gabinete de Grindetti elogió la “vocación por mejorar Lanús” de parte de la oposición política del distrito aunque también se lamentó que existan “algunos actores que se resisten mucho más al cambio”. “Ellos internamente deberán hacer su autocrítica, revisar por qué llegamos nosotros hasta acá, qué es lo que tienen que hacer ellos, y tienen que entender que deben ser una oposición constructiva”, enfatizó.

Durante la charla con este medio, Urrelli recorrió distintos puntos de gestión pero se detuvo en la necesidad de “exigirle a Covelia que trabaje como tiene que trabajar”. “Hay una parte de la limpieza de basurales que es nuestra (responsabilidad), pero hay otra muy importante que es de Covelia y que no está atendiendo. Nosotros ya estamos trabajando sobre la limpieza de basurales y sobre el barrido, Covelia aún tiene que dar respuestas.

 

Aún no están en condiciones de implementar el plan de gestión para Lanús?

˃ Estamos con algunas áreas en donde hemos avanzado en la planificación porque es muy necesario, pero en otras sólo estamos manejando las emergencias. Tiene que ver con cómo encontramos las cosas, porque uno a veces hace ensayos de laboratorio y tiene una visión teórica, por más que hayas ido al terreno anteriormente, pero te encontrás con una visión un poco distinta. Pero en lo que tratamos con mucho ímpetu de avanzar sobre el plan es lo que tiene con los vecinos, y si bien es cierto que todo el municipio tiene que ver con los vecinos, hay áreas que obedecían demandas más urgentes de los vecinos y que tienen que ver con el estado de situación, y otras que aún estamos en emergencia.

El tema de la basura y del espacio público es una cuestión que te pone en emergencia pero que no lo podés resolver desde esa situación porque si no, existen tantas cuestiones que enfrentar y abarcar que no llegás a completar el trabajo porque se van haciendo pequeños parches y hacés macanas. Por ejemplo, con la basura seguimos con la planificación que habíamos postulado. Trabajamos en recuperar algunos espacios, y de hecho en Chingolo empezamos a limpiar los basurales. Todo eso lo teníamos planificado desde antes. Si cada vecino que me llama voy a limpiar un basural, al día siguiente vuelven a hacer un vuelco; por eso es necesaria la planificación.

En algunas áreas estamos avanzando respecto a lo planificado, y en otras la verdad es que más complejo. El área social, por ejemplo, con el tema de las cooperativas, no es sencillo, y requiere un trabajo más puntual.

¿Existe un trabajo para recuperar espacios verdes simbólicos, como la pista de ciclismo municipal?

˃ Los parques están dentro de un plan de inversión que tenemos que hacer, que son importantes en término de dinero. Lo vamos a hacer aunque no sé si serán en la primera etapa, que es dentro del primer año en donde estaba planificado, pero dependerá de la cadencia de recaudación y de otras cosas que, en un flujo de caja teórica nos da el número. Pero tenemos que ver que las cosas sean como la tenemos previstas. Lo cierto es que está en nuestras prioridades porque tenemos que refuncionalizar el Parque Udabe como el Velódromo. Pero Lanús tiene muchos espacios verdes que tenemos que especialmente trabajarlos.

En la gestión se encontraron con un escenario previsible o existen conflictos con relaciones con otros sectores que mantienen contacto con el Estado municipal, como la Justicia, los proveedores, o la Policía?

˃ Con el tema seguridad, sí nos encontramos con situaciones que eran inesperadas, y otras que la teníamos claras y sabíamos que lo podíamos resolver, porque son cambios de paradigma que llevan mucho tiempo. Lo que sí nos propusimos fue salir a la calle, algo que ya lo tenemos pensado y que empezamos hacer, como los controles de alcoholemia con Tránsito, que se hizo por primera vez en Lanús conjuntamente con Habilitaciones y con Inspección; salimos a controlar los boliches, sobre todo por el alcohol y los menores de edad; montamos algunos operativos en los lugares que encontramos más calientes, en este caso con Villa Jardín, en donde hubo un par de hechos, por los cuales, por ejemplo, una línea de colectivos cambió por unos días su recorrido y debimos salir de emergencia a buscar una solución a un problema que no teníamos previsto. Todo esto es con mucha presencia en la calle porque no queremos guardarnos nada. Hay algunas cuestiones respecto de las cuadrículas de vigilancia del CPC. Es un área en donde tenemos que trabajar sin perder tiempo porque en seguridad, lamentablemente no te da tiempo para muchas cosas, y ahí convive la planificación con la emergencia porque se proponen situaciones que no se pueden prever y que hay que salir a atender.

El intendente Grindetti había denunciado un boicot de parte de empleados municipales, ¿cómo es la relación con los trabajadores del municipio?

˃ Parte de la plantilla, que es bastante extensa, está muy politizada. Sin señalar si trabajan o no. Pero lo que sí vimos es que comenzamos con siete ambulancias y de repente nos encontramos que teníamos dos. Esas cinco se rompieron porque a una le echaron arena en el tanque de nafta, a otra le sacaron el equipo de comunicación; esas son cosas que se hacen voluntariamente. Eso mismo se ve en muchas otras áreas, pero son focos puntuales. Yo al municipal lo veo con muchas ganas, buscamos comunicar que estamos en proceso de paritarias y firmamos un convenio con el sindicato, tratamos de avanzar en un montón de cuestiones porque la situación salarial sabemos que no es buena, y si bien no la podemos corregir en el corto plazo, sí podemos atender un montón de otras situaciones que tienen que ver con las condiciones de trabajo. Por ejemplo, cuando nosotros llegamos, subías al cuarto piso y te encontrabas con un estado de deterioro brutal. Hoy estamos reparando todo el cuarto piso, y después vamos a ir por el tercero, el segundo, el primero. Vamos a poner en condiciones el edificio para los vecinos y para los empleados. Por eso yo veo que los empleados están animados y nos dan crédito, porque creemos que el empleado municipal tiene que tener toda la dignidad del mundo, que pueda sentirse orgulloso de la tarea que desempeña, que se sienta útil, que se sienta capacitado y en un ambiente más o menos confortable. Y más en un montón de lugares a los que no hemos llegado aún porque todo el edificio está en crisis.

¿Hay madurez política en el diálogo con la oposición? ¿Acepta el cambio de manos en la conducción del municipio?

˃ Sin dudas. Yo mantengo, junto al intendente, mucho diálogo con toda la oposición, con todos los actores políticos del distrito, y pasa que hay algunos actores que se resisten mucho más al cambio, se resisten a entender que nosotros queremos hacer las cosas de otra manera, distinta, tratando de gestionar con la mira puesta en el vecino, y no entienden que hay prácticas que no vamos a convalidar y que no vamos a llevar adelante. Pero es parte del aprendizaje, es otro dato de la realidad que no pueden negar. Nosotros laburamos de esta manera y es muy respetuoso de todo el resto de los espacios. Pero ellos internamente deberán hacer su autocrítica, revisar por qué llegamos nosotros hasta acá, qué es lo que tienen que hacer ellos, y tienen que entender que deben ser una oposición constructiva. Si seguimos haciendo una oposición destructiva, a Lanús le irá peor. Pero la gran mayoría lo entiende y tienen vocación de mejorar a Lanús.

Hubo críticas a la gestión de la recolección de residuos ¿va a haber modificaciones en esa relación contractual?

˃ El contrato de Covelia está vigente por lo que nosotros no podemos ir contra eso, pero lo que sí podemos y estamos haciendo es exigirle a Covelia que trabaje como tiene que trabajar. Hay un contrato que establece zonas, horarios y tenemos que hacer que lo cumpla porque si cumple, Lanús va a estar limpia. Ahora, hay que ponerle mucho empeño a esta situación porque hace unos cuantos años que viene de una costumbre, de una forma de hacer las cosas que hizo que Lanús esté como estás. Tiene que ver con la falta de control del Estado y con la falta de la empresa en el cumplimiento de su obligación. Nosotros tenemos que hacer que cumpla. Evidentemente habrá distintos dispositivos adentro del contrato que deberemos ejecutar, pero la idea es que se cumpla el contrato que existe, y nosotros vamos a hacer lo imposible para que las cosas se hagan. Hay una parte del barrido que está en manos del municipio y que estamos replanteando; hay una parte de la limpieza de basurales que es nuestra, pero hay otra muy importante que es de Covelia y no está atendiendo. Nosotros ya estamos trabajando sobre la limpieza de basurales y sobre el barrido, Covelia aún tiene que dar respuestas.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.