Portada » Con incidentes en la previa, Grindetti dio explicaciones en el Concejo Deliberante

Con incidentes en la previa, Grindetti dio explicaciones en el Concejo Deliberante

Compartir la nota

Deliberante LanusincidentesAnte el pedido de informes por parte de la oposición, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, adelantó los tiempos administrativos con una sorpresiva reunión informal en el recinto legislativo y respondió las preguntas de los ediles sobre Panamá Papers, Interpol, y el retiro a un spa con su gabinete, el único tema que lo incomodó. Antes del encuentro, hubo confusos incidentes frente al Concejo Deliberante, aunque la justicia descartó la existencia de heridos y armas secuestradas, hasta el momento.

La reja de la entrada al Concejo Deliberante fue la encargada de dividir con claridad los climas. Con medidas de seguridad poco habituales para el edificio del Legislativo local, dentro los funcionarios del gobierno municipal y los concejales del oficialismo describieron con sus gestos la tensión reinante en el ambiente. Silencio, seriedad y pocas palabras. La espera a una batalla discursiva con intereses y bandos hartamente definidos. Fuera, los resabios de una manifestación en contra del gobierno municipal y los rastros de los incidentes: Afiches con acusaciones contra Grindetti , panfletos en tono similar y dos extinguidas fogatas producidas con neumáticos y objetos de la calle y un grupo de manifestantes retraído y ya en silencio ante la custodia de la policía, la misma a la que el concejal del Frente para la Victoria (FPV) Mariano García acusó durante la reunión de “no hacer nada”.

El desarrollo de los incidentes generó versiones contrapuestas. Mientras desde el Frente para la Victoria acusaron a «una patota del PRO» el inicio de los incidentes en la puerta del HCD, que  – según la versión difundida por el concejal Mariano García – incluyeron disparos de arma de fuego, desde el Gobierno municipal aseguraron la inexistencia de heridos y disparos de balas. «Hubo una pelea entre un sector de militantes del Frente para la Victoria, momento en el cual los militantes de Cambiemos se retiraron del lugar», sostuvieron desde el oficialismo.

En esa línea, deslizaron que la trifulca se dio «entre sectores del kirchnerismo que responden a (el secretario de Justicia) Julián Álvarez y a (el ex intendente) Darío Díaz Pérez». Desde el Ejecutivo fueron aún más lejos. Aseguraron – y la imagen trascendió – que en el lugar estaba Matías «el Polaquito» Soto (Foto), jefe de un sector disidente de la barra brava de Lanús, al que se lo relación con el kirchnerismo local.

Las dos visiones contrapuestas sobre los incidentes y la difusión pública de los mismos, llevó a que la Fiscalía General de Lomas de Zamora emitiera un comunicado de prensa al que tuvo acceso DiarioConurbano.com.

Polaquito LanusMientras la calma tras los incidentes se recuperaba frente al HCD, el clima hostil y la pelea se trasladó al recinto cuando Grindetti se dispuso a contestar las preguntas (bajo el formato de una pregunta y una repregunta por concejal) de los representantes, muchas de las cuáles carecieron de profundidad y agudeza y le permitieron salir airoso al jefe comunal con speeches repetidos en otra ocasiones. No obstante, la tranquilidad del titular del Ejecutivo distrital se vio interrumpida ante las requisitorias sobre su visita a un spa con su equipo de trabajo y el pago del mismo, que lo llevaron a cambiar de postura frente a las repreguntas. De la tranquilidad a un leve nerviosismo, el referente PRO en la Tercera Sección Electoral modificó su tono de voz y se irguió frente al escritorio para remarcar: “no, no firmé ninguna orden de compra”.

El primer acercamiento al tema lo dio el titular del bloque del Frente Renovador, Nicolás Russo, sobre el final del encuentro. “Hay versiones de que el ‘retiro espiritual’ lo pagó el municipio y otras de que lo pagó un funcionario, quisiéramos saber quién lo pagó y si esto será una práctica habitual”, preguntó.

A lo que el intendente sostuvo: “Voy a aclarar que no fue un retiro espiritual. Trabajo mucho con el tema de equipos, me gusta y es una costumbre que tengo hace tiempo que consiste en a veces retirarnos para tratar temas de trabajo y al otro día recibir a la familia para comer un asado. Nuestra idea es hacerlo más adelante con empleados y en ese caso sí será pagado por el municipio, como corresponde, pero en este caso lo pagamos nosotros”.

Con rapidez, el edil del FPV Omar López indagó sobre la existencia de “una solicitud de gasto con respecto al tema allá por el 6 de abril”. La contestación del jefe comunal se dirigió al no haber firmado “absolutamente nada”. “Siempre dije que el gasto este salía de nosotros para evitar cualquier tipo de suspicacia”, recalcó.

Ante la insistencia de López, un ya impaciente Grindetti planteó: “Cuando ustedes quieran vengan a Administración y vean si existe la orden de compra y ahí veremos. Me parece que estamos haciendo de un tema un mundo ante las cosas que uno vio cuando llegó al municipio que llamaban mucho más la atención”.

“Yo tengo copia de la solicitud de pedido que está imputada a la Secretaría de Gobierno en relación a este gasto, si quiere se la alcanzo. Usted tiene razón que la gestión anterior dejó mucho que desear, pero una cosa no quita la otra. La solicitud de pedido existe y debe ser un hecho anecdótico porque seguramente saldaron el error, se dieron cuenta que no estaba bien y lo pagaron de su bolsillo. Nosotros queremos que Lanús salga adelante y por ahí un fin de semana de trabajo en un spa está bien, pero quizás al vecino de Lanús tenemos que darle otra imagen”, cuestionó la massista Adriana Storni.

Ante el silencio de los representantes de Cambiemos, Propuesta Peronista y Compromiso Peronista, que no hicieron uso de su derecho a preguntar, y el agotamiento de las demandas establecidas para el resto de los concejales, el FPV buscó extender las explicaciones del intendente contra la postura del presidente del cuerpo, Marcelo Rivas Miera, que esgrimió como argumento “las condiciones pautadas en labor parlamentaria” para cortar el diálogo. En medio de los chispazos, Mariano García (FPV) provocó el enojo de Grindetti al inquirir: “Teniendo en cuenta lo dicho por la concejal Storni sobre algo que el intendente dice que no es así ¿Cómo hago para creerle todo lo que explicó antes?”

“No hay ninguna factura ni ningún pago. Por lo tanto el Estado no participó en este gasto y lo solventamos nosotros con nuestro pago”, retrucó el intendente.

La puja estuvo puertas adentro y quedó coronada con un nuevo enfrentamiento entre Rivas Miera y el presidente del bloque del FPV, Héctor Montero, quien mientras intentaba hacer una reflexión final quedó tapado por la despedida del intendente y su gabinete por decisión del titular del Legislativo. Bajo los reproches de un lado y los cuestionamientos del otro, Montero criticó el “autoritarismo” de la presidencia y reafirmó sus denuncias sobre la existencia de un “pacto espurio” entre el oficialismo y el Frente Renovador.

La reja de entrada quedó obsoleta, en Lanús no se necesitan divisiones físicas, los únicos que cambian de bando son los gestos de seriedad y enojo.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.