Cascallares y Kreplak recorrieron el Hospital Meléndez de Adrogué

El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, y el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, recorrieron las instalaciones del Hospital Lucio Meléndez de Adrogué, dialogando con sus autoridades, con el personal y verificando el nuevo equipamiento y los trabajos que se están iniciando en esta importante institución hospitalaria.

En efecto, el Hospital Zonal General de Agudos “Dr. Lucio Meléndez” de Adrogué está sumando equipamiento y obras para mejorar los servicios que ofrece a los vecinos de Almirante Brown y la región.

El Municipio de Almirante Brown acordó con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires refaccionar por completo la sala de internación clínica del hospital Lucio Meléndez, donde además se pondrá en valor toda la instalación eléctrica, sanitaria y de agua potable.

En ese marco, el martes pasado Mariano Cascallares y Nicolás Kreplak realizaron una recorrida por el centro de salud supervisando el funcionamiento de la nueva ambulancia equipada con equipo de neonatología y un ecógrafo portátil de última generación que acaba de incorporar el nosocomio.

El acuerdo entre Provincia y Municipio tiene como objetivo refaccionar y poner en valor los hospitales más importantes del distrito: el Lucio Meléndez y el Arturo Oñativia donde luego del incendio que sufrió en diciembre de 2018 se concretaron obras y habilitaron servicios y prestaciones.

La propuesta comenzó luego de un relevamiento integral realizado entre el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y el Municipio de Almirante Brown que incluyó cateos, relevamientos topográficos y verificaciones estructurales, junto con las autoridades de los hospitales provinciales con el objetivo de continuar mejorando las condiciones de infraestructura.

 LAS OBRAS

Las refacciones en la sala de internación clínica contemplan un espacio total de 450 metros cuadrados, el cual se encuentra en un avanzado estado de deterioro ya que sufrió un siniestro hace un año a raíz del desmoronamiento del piso. Actualmente el edificio está inactivo.

En este sentido, los trabajos tienen como objetivo mantener la estructura del edificio existente y reformarlo por completo, recuperando y potenciando su capacidad de internación. Para eso se dispondrán seis habitaciones dobles y dos habitaciones simples con baños privados, con un total de 14 camas y área de servicios.

Por otra parte, se pondrá en valor toda la instalación eléctrica de los tableros y circuitos ubicados en la parte más antigua del hospital y también se refaccionará por completo el sistema de agua potable y sanitario.