Piden perpetua para el acusado de asesinar a balazos a su pareja en Lanús

Un fiscal de Lomas de Zamora pidió este jueves que la ex pareja de Mónica Isabel Ríos (31), una mujer asesinada en Valentín Alsina, Lanús, en diciembre de 2006, sea condenada a la pena de prisión perpetua. En dos semanas se conocerá el fallo del tribunal.

El pedido fue formulado por el fiscal Jorge Bettini Sansoni, quien durante su alegato solicitó al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora que sentencie a Andrés Roberto Arias (55), a dicha pena.

Arias llegó a juicio oral acusado por “homicidio calificado por alevosía, por el uso de arma de fuego”, pero en el inicio del juicio, la fiscalía amplió la acusación y agregó que fue para “consumar el robo de la mochila, el celular, y la llave de la casa de la víctima” y para “facilitar la tenencia de la casa” donde Ríos vivía con sus hijos menores de edad.

Bettini aseguró ante el tribunal conformados por los jueces Susana Mabel Silvestrini, Daniel Julio Mazzini y José Ignacio Polizza, que “Arias llevó a su ex pareja al lugar donde fue asesinada mediante el engaño de buscar una propiedad para alquilar”.

Ríos había denunciado a su ex pareja por violencia de género y tenía una perimetral. El 15 de diciembre de 2006, según la acusación, en horas de la tarde, cuando se movilizaban en bicicleta por la calle Darragueira, entre Callao y Liniers, en Valentín Alsina, partido de Lanús, el hombre la arrastró de los pelos por la calle, sacó un arma y le efectuó cinco disparos y huyó.

El imputado estuvo prófugo durante 14 años. En febrero de 2020, fue capturado en Mar del Plata, donde estaba de vacaciones con su pareja y su hija.

De acuerdo a la teoría del representante del Ministerio Público, quedó comprobado que Arias es el autor del femicidio, por la “ausencia de terceros”, ya que la víctima no tenía conflictos con otras persona. De acuerdo a un testimonio, el día del hecho, “el acusado pasó por la casa de la mujer y salieron con sus hijos en bicicleta”. Luego, los niños se habrían quedado en la casa de una hermana de Arias.

Para el fiscal, la víctima estaba “amenazada”. En ese sentido, aseguró que la mujer venía siendo “maltratada” por su pareja y que por eso lo denunció. Tras esa denuncia, la justicia decidió que el hombre debía abandonar la casa y tenía una perimetral. Así comenzó todo.

Por otro lado, Bettini remarcó que familiares del imputado ingresaron a la casa de la víctima luego del hecho y explicó que de la única manera que podrían haber ingresado al lugar fue porque el acusado “se quedó con la llave de la víctima”.

Dos días después del hecho, Arias renunció a su trabajo como operario en una fábrica de la localidad de Sarandí. Este jueves declaró el dueño de la empresa y aseguró: “Me dijo que no iba a trabajar más conmigo porque no podía volver al barrio donde había tenido un problema con un pibe y se tenía que ir”. 

La defensa

Por su parte, el abogado Diego Estévez, manifestó que “no queda claro” que haya sido Arias el autor del homicidio y solicitó la absolución por el beneficio de la duda.

En ese sentido, explicó que podría tratarse de un robo y luego apuntó contra Ríos quien “tenía una vida desprolija”. El defensor dijo que, por comentarios de algunos vecinos, tras la separación, la víctima organizaba fiestas en su casa donde había “alcohol y droga”.

“Pudo tratarse de un robo y, a la vez, alguien que quería el deceso de Mónica por esta vida desprolija. No se sabe quién la mató porque no se siguió otra línea de investigación”, indicó el letrado.

Luego, dijo que el imputado hacía vida normal porque “no sabía” que estaba siendo buscado por la justicia porque “nunca” recibió la notificación.

El próximo jueves, el tribunal escuchará las últimas palabras del acusado y dará la fecha para la lectura de la sentencia.