Portada » Lomas: Primeros testigos complican a un joven acusada de un macabro crimen

Lomas: Primeros testigos complican a un joven acusada de un macabro crimen

Compartir la nota

Un jurado popular comenzó a juzgar a una joven empleada doméstica y a un hombre acusados de asfixiar, intentar descuartizar y luego quemar a un vecino de Banfield -empleador de la mujer- en un departamento de la localidad de Ezeiza, en diciembre de 2018. El debate oral continúa este miércoles con la declaración de más testigos.

Se trata de Aldana Rosario Díaz (21) y Axel Segovia (26) que llegaron al debate oral detenidos y son enjuiciados por los delito de “robo agravado por el empleo de arma” y “homicidio criminis causa agravado por dos o más personas”.

El juicio es llevado adelante por el juez Luis Gabian del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora mientras que la fiscal del debate es Marcela Dimundo.

La audiencia comenzó este martes cerca de las 9 en la Sala Grande -ubicada en la planta baja- con la selección del jurado que intervendrá en el juicio oral y público que por el momento está previsto que se realice durante tres jornadas.

Cerca de las 12, el juez técnico abrió el debate explicando las instrucciones que deben tener en cuenta los integrantes del jurado popular y luego comenzaron los lineamientos de las partes. La fiscal Marcela Dimundo describió como se llevaron adelante los dos robos (en Banfield y en Ezeiza) y el homicidio por los que están acusados Díaz y Segovia. Dimundo adelantó que los acusará por “robo agravado por el empleo de arma”, “homicidio criminis causa” y, en el caso de Díaz, también la acusará por el incendio.

Luego fue el turno de Agustina Aramendi, la defensora oficial de Díaz, quien manifestó que asume “la responsabilidad en relación a los robos planeados”, pero que la acusada es “incapaz” de matar a alguien. Argumentó que la joven llegó a su domicilio de Ezeiza con la víctima, como había acordado con Segovia, su novio en ese momento. Una vez en el lugar, “Segovia con el Pipi (uno de los prófugos) dieron muerte a Gustavo García Ibáñez y luego dejaron el cuerpo en el departamento”.

Por su parte, María Victoria Baca Paunero, defensora oficial de Segovia, explicó que el joven recién fue detenido en marzo de 2020 y en aquel momento “no pudo explicar qué estaba haciendo en diciembre de 2018”. Además, aseguró al jurado que “no van a tener” huella, foto, ni nada relacionado con el lugar del hecho y con lo que pasó. “Aldana dijo que fue él, la misma persona que armó y planificó todo”, señaló.

Las primeras declaraciones

El primero en declarar este martes fue el dueño de la casa donde ocurrió el homicidio, en Ezeiza. El hombre contó que el departamento se lo había alquilado a la madre de la joven. Luego se escuchó el testimonio de un ex novio de Díaz quien afirmó que la imputada le confesó que “mató a alguien”.

“Me dijo que Gustavo entró a su casa, la quiso violar, y ella le pegó con un frasco. Después llamó a Leandro (uno de los prófugos), abrieron la garrafa y prendieron fuego”, relató el joven.

Luego, explicó que cuando fue a visitar a Díaz a la cárcel, ella le dijo que fue Axel (Segovia). “Me contó que los dos estaban en la casa y que Gustavo entró y reconoció a Axel por un robo”, dijo.

El testigo también comentó que la víctima le daba trabajo a Díaz y que era amable con ella. “Ella le limpiaba y él le daba comida. Aldana me contaba que era generoso con ella”, recordó.

El hecho

Todo comenzó el 19 de diciembre de 2018, alrededor de las 19.30, cuando Axel Segovia en compañía de dos personas que no pudieron ser identificadas fueron al domicilio de Belelli 1381, de la localidad de Villa Centenario, donde vivía Gustavo García Ibáñez, de 36 años. Estas personas llegaron al lugar por Aldana Rosarno Díaz, quien conocía a García Ibáñez. De acuerdo a la acusación, Díaz fue quien pasó la información de que el hombre tenía dinero.

En ese contexto, cuando Díaz sacó la basura, los delincuentes ingresaron a la vivienda, golpearon a la víctima con la culata de un arma en la cabeza y se apoderaron de dinero en efectivo, un celular y una guitarra. Luego se fugaron.

El 29 de diciembre de 2018, los acusados organizaron otro hecho. Allí, Segovia participó con otro joven, que ahora está prófugo. Ese día, lo llevaron a la víctima al domicilio de la calle Derqui 1162, en Ezeiza. García Ibáñez llegó al lugar en su moto marca Honda que hacía poco tiempo se había comprado. Allí lo mataron mediante sofocación, le taparon la boca y lo ataron de pies y manos. El homicidio fue el medio para sustraerle todo el dinero, la moto y el celular.

El cuerpo del hombre quedó en una de las habitaciones de la casa de Díaz. Finalmente,  el 31 de diciembre la chica y otro joven que está prófugo fueron al lugar, prendieron una garrafa e incendiaron el lugar.

Tras establecer que Díaz se había escapado hacia la costa atlántica, el fiscal de Ezeiza ordenó un allanamiento en una casa ubicada de la localidad de Las Toninas, donde los policías locales capturaron a la joven.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.