Portada » Lomas: Pidieron prisión perpetua para el acusado de asesinar a Rodrigo González

Lomas: Pidieron prisión perpetua para el acusado de asesinar a Rodrigo González

Compartir la nota

El fiscal de Lomas de Zamora Hugo Carrión solicitó este jueves al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 la prisión perpetua para el acusado por el crimen de Rodrigo González, asesinado en Temperley, cuando estaba en un cumpleaños familiar. El próximo 15 de noviembre se conocerá la sentencia.

En la audiencia de alegatos Carrión requirió que se condene a Gabriel Omar Castro (44) por el delito de “robo agravado y homicidio criminis causa, ambos en tentativa, y homicidio agravado”. Además, solicitó que se lo declare reincidente. La defensa, por su parte, solicitó que se lo condene solo por robo.

El fiscal argumentó que quedó claro por qué el acusado hizo lo que hizo. “En su declaración (al inicio del juicio) dijo en todo momento que quería escaparse y no quería volver a caer en prisión. Quería procurar su impunidad como fruto de todos los eventos que realizó”, afirmó.

Además, según el representante del Ministerio Público, Castro “no pudo explicar” cómo es que nadie aparece en las filmaciones persiguiéndolo como afirmó. Y tampoco pudo justificar el hallazgo de las vainas servidas que aparecieron en los lugares por donde pasó y donde las víctimas y testigos lo ubican efectuando disparos.

Por otro lado, para el fiscal “no hay duda” de que el arma que el acusado portada esa noche era un arma de fuego y no un arma de juguete como señaló en su declaración en el inicio del juicio oral y público.

“El acusado dijo que no usa arma de fuego, que era un arma de utilería, pero tiene una denuncia de la esposa por amenazas con arma de fuego en contexto de violencia de género”, aseveró Carrión.  Luego señaló que el propio acusado se puso en el lugar de los hechos. “Quería robar un vehículo para lograr su impunidad”, afirmó.

Tras el homicidio, Castro es interceptado en el domicilio de sus padres en Isidro Casanova y según los informes médicos tenía heridas de arma de fuego, uno en la oreja y otro en el abdomen, heridas que coinciden con el día en que ocurrieron los hechos en Temperley.

La defensa

Por su parte, el defensor oficial Roberto Fernández, -asignado al caso hace pocas semanas tras la denuncia del abogado particular del imputado-, pidió a los jueces del TOC 4 que en el momento de analizar el hecho “presten atención” al arma peritada y proyectiles. Según su hipótesis, “hay tres armas diferentes” durante el hecho. Así intentó despegar al acusado del homicidio de Rodrigo González y aseguró que “(el caso) se resuelve con el robo”.

“Él mismo confesó que quería robar un auto, cosa que lo hacía habitualmente”, expresó el defensor y agregó: “El desapoderamiento que quería llevar fue con un arma de utilería” y «se frustró porque desconocía que la persona a la cual le iban a robar era un ex miembro de la Policía Federal». En ese contexto, aseguró que resultó herido y sólo quería irse del lugar.

Con respecto al crimen de Rodrigo, el defensor, se preguntó: “Cuál sería la razón para que una persona que está en fuga dispare contra una casa”.

Luego pidió que se lo absuelva del homicidio y para el caso de que no prospere ese requerimiento que la calificación sea por el delito de “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego” y que la pena no supere los 15 años de prisión. “Es imposible que se señale que ese homicidio haya sido para procurar la impunidad”, indicó.

En el momento de réplica, el fiscal afirmó que de acuerdo a las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona, Castro podría haber llevado una segunda arma entre su ropa. Y luego sostuvo que el motivo por el cual el acusado disparó contra la propiedad donde se encontraba la víctima fue porque “quería ingresar para llevarse un vehículo para irse”.

Últimas palabras

En sus “últimas palabras” antes de conocerse la sentencia, el acusado, dijo: “Espero que administren con lógica la causa y que en el momento de dictar el veredicto sea como corresponde”.

El crimen

El hecho ocurrió el 17 de agosto de 2019, pasadas las 21, en Zuviría al 400, casi esquina Gral. Iriarte, Temperley. Rodrigo González estaba en una habitación de la casa mientras se festejaba un cumpleaños.

Minutos antes, un delincuente armado había intentado sustraer un vehículo sobre la calle Iriarte al 800 pero como se tiroteó y no pudo terminar de cometer el delito, junto a otro delincuente, fue hasta la vuelta, sobre Zuviría, donde vio que un hombre descendía de un vehículo e ingresaba a una casa.

Según la acusación, Castro pasó por el frente de esa vivienda y disparó en varias oportunidades contra ella. Uno de los balazos ingresó por la ventana e impactó en el pecho de González. El hombre de 35 años murió horas más tarde en Hospital Gandulfo, tras ser operado.

El delincuente, en tanto, continuó su raid delictivo, robó una camioneta a pocos metros y escapó. Castro fue detenido en la vivienda de sus padres en Isidro Casanova. Presentaba una herida compatible con la que los testigos vieron que tenía tras el tiroteo con el vecino de Temperley al que intentó robarle la camioneta. Además, se había cortado el pelo para no ser reconocido.

Las imágenes de cámara de seguridad de la zona fueron claves para reconocer a Castro y dar con el acusado de asesinar a Rodrigo González.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.