Lomas: Familiares de víctimas piden que se hagan los juicios postergados por la pandemia

En el marco de la pandemia por coronavirus, muchos juicios de los Tribunales de Lomas de Zamora se vieron postergados y al extenderse la bimodalidad se esperan mayores retrasos en el 2021. Detrás de esta realidad algunas familias piden que se realicen de manera virtual los debates orales y otras prefieren esperar a la presencialidad.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Anahí Vazquez, hermana de un joven asesinado en Lanús, explicó que desde hace más de un año “que el juicio esta parado”. “Por el tema de la pandemia se suspendió en abril del año pasado y todavía estamos esperando que se paute una fecha. Los familiares queremos justicia lo antes posible”.

El caso de Nicolás Vázquez sufrió varios retrasos desde el hecho ya que el imputado estuvo cinco años prófugo. Con ese antecedente, el juicio contra Héctor Amarilla, ex comisario que fue autor del disparo que mató al joven, fue suspendido en más de una ocasión ya que se esperaba para abril del 2020 y luego para septiembre. 

En este sentido, Anahí opinó que si bien está todo “listo” para que Amarilla sea juzgado, la realidad no lo permite. “Realmente optamos por llegar a juicio oral y público, obvio que si se hace virtual no es lo mismo porque se podría favorecer a los asesinos. Entonces luchamos para no llegar a esa instancia aunque a veces los tiempos corren”, afirmó.

En sintonía con este contexto, la familia de Rodrigo Gonzalez, un joven asesinado en Temperley mientras festejaba un cumpleaños en agosto del 2019, pretende realizar el debate oral una vez que se pueda hacer de manera presencial. 

“No podemos llegar a la instancia de juicio porque nos tocó vivir la pandemia la cual atrasó todo en general, los procesos para que se haga el juicio se llevaron a cabo pero no se puede hacer presencial y nos da miedo que se le pueda bajar la pena por eso”, aseveró Soledad, cuñada del hombre en diálogo con DiarioConurbano.com 

El temor de las familias por hacerlo de manera virtual lo comparten varios casos. Por un lado quieren hacerlo cuanto antes pero al mismo tiempo, les preocupa que se pueda beneficiar a los imputados. 

En la misma situación se encuentra el caso de Federico Tomas Romero, un joven asesinado en Longchamps por un Policía de la Ciudad de Buenos Aires. La investigación había sido elevada y se esperaba la realización del debate para el 2021 pero por el momento no hay ninguna fecha. 

“Estamos esperando todavía porque la pandemia cambió todo y varias veces pusieron una fecha pero después la corrieron”, relató en diálogo con DiarioConurbano.com Mariela Herrera, la hermana de Romero.

En la misma línea está el doble femicidio de Chingolo, ocurrido a comienzo del 2020 y que fue elevado a juicio a finales del año pasado. La etapa de instrucción de este caso permitió que a principios del 2021 se pautara una fecha de juicio. Sin embargo, se vio postergado también y por el momento no se conoce una nueva fecha.

En este contexto, la Corte extendió los plazos de la bimodalidad, por lo cual los juicios presenciales -incluidos los juicios por jurados- continuarán relegados. Si bien muchos Tribunales resolvieron realizar los juzgamientos de manera remota, no todas las familias, fiscales o defensores quieren hacerlo así.