Caso Rodrigo González: La familia quiere el juicio presencial para que “sea más transparente”

A casi dos años del homicidio de Rodrigo González, un joven asesinado en Temperley mientras festejaba un cumpleaños en agosto del 2019, la familia exige que el juicio se realice de forma presencial una vez que estén dadas las condiciones sanitarias. Analizaron que es “lo mejor” para garantizar la transparencia de los hechos. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Soledad, cuñada de la víctima, aseguró: “No es recomendable hacerlo virtual. Consideramos que tal vez si necesitas un testimonio de los vecinos para nosotros es mejor que los jueces lo escuchen personalmente, no a través de videollamada que por ahí no se entiende tanto, no se ven los gestos”. 

En este contexto, muchos juicios por homicidio o femicidio se realizaron de manera virtual. En general, depende de la voluntad y disposición de cada Tribunal. En la causa, Jorge López, el juez de Garantías 1 de Lomas, hizo lugar al pedido de elevación a juicio del fiscal y la causa quedó radicada en el TOC 4 el año pasado, lo que ya habilitaría pautar una fecha de audiencia.

Sin embargo, la familia de Rodrigo espera que el Tribunal pretenda juzgar al imputado en presencialidad aunque eso signifique esperar hasta que termine la pandemia.

“La espera nos mata, en agosto se cumplen dos años y es mucho tiempo pero no nos conviene esa modalidad a nosotros. Esperar un poco más para que se de en mejores condiciones. Si se corta la conexión en el momento que un testigo cuenta algo, hay cosas que son importantes y que se haga por zoom no es tan claro”, aseveró.

Con respecto a la investigación y las pruebas, la familia de Rodrigo considera que están todas las pruebas necesarias para “condenar a prisión perpetua” a Gabriel Castro por el delito de “robo agravado y homicidio criminis causae, ambos en tentativa, y homicidio agravado”. 

“Fue elemental y muy importante el tema de los videos, ayudó mucho la difusión. Las pericias comprobaron que no había una segunda persona, él fue el único que estuvo en el lugar del hecho que lo venía persiguiendo y no fue así”, comentó Soledad. 

El hecho ocurrió en la noche del 17 de agosto de 2019 en Zuviría al 400, casi esquina Gral. Iriarte, Temperley. Se estima que una persona intentó robar un auto sobre la calle Gral. Iriarte al 800 pero como no pudo hacerlo, junto a otro delincuente, fue hasta la vuelta, sobre Zuviría, donde vio que un hombre descendía de un vehículo e ingresaba a una casa. En esos momentos, González estaba en una habitación de la casa mientras se festejaba un cumpleaños y el hombre que salió del auto era un familiar.