Portada » Se negaron a declarar los detenidos por el secuestro del joven panadero

Se negaron a declarar los detenidos por el secuestro del joven panadero

Compartir la nota

Calderon CaraLa pareja que cuidó a Daniel Calderón, el joven que estuvo tres días secuestrado en Lomas de Zamora hasta que fue rescatado por la policía, se negó a declarar ante la Justicia, mientras continúa la investigación para detener al resto de la banda, informaron fuentes judiciales y policiales.

Los únicos dos detenidos que por el momento tiene la causa son Javier Alberto Herrera (30) y Cristina Beatriz Frías (39), un matrimonio que vive en la casa de la calle Constancio Gaito 621, de Lomas de Zamora, donde el viernes pasado por la noche Calderón fue rescatado en un golpe táctico del grupo Halcón de la policía bonaerense.
Herrera y Rías fueron trasladados ayer al Juzgado Federal de Lomas de Zamora para ser indagados por el juez Alberto Santamarina, pero allí, con la asistencia de un defensor oficial, se negaron a declarar.
Uno de los investigadores aseguró a Télam que los integrantes del matrimonio están acusados de haber actuado como «los cuidadores» de Calderón, a quien tuvieron encerrado y atado en una pequeña habitación de su propia casa, donde además convivía con el secuestrado el hijo de la pareja, un niño de tan sólo 3 años que, tras la detención de sus padres, fue entregado a su abuela materna.
«Ellos fueron los cuidadores. Era su casa, estaba el nene de 3 años y nos les importó nada, igual metieron a un secuestrado y allí lo cuidaban», dijo a Télam uno de los investigadores.
Tal como contó la propia víctima cuando el sábado dialogó con la prensa, el hombre de la casa se colocaba una máscara del Hombre Araña para ocultar su rostro cada vez que entraba a la habitación donde lo tenían cautivo para tomar contacto con él o dejarle la comida.
Esa máscara de «Spiderman» fue secuestrada en la cocina de la vivienda junto a una peluca de pelo rubio y largo que también tenían preparada los captores para cambiar su aspecto.
También se secuestraron en la vivienda de la calle Gaito y colectora de Camino Negro dos pistolas: una 9 milímetros robada a un policía bonaerense y otra calibre 22.
En el garaje de la propiedad, además, se encontraron dos automóviles -un Renault 19 y un Suzuki Fun-, con pedido de secuestro por robo.
El matrimonio quedó imputado en la causa que está caratulada como «secuestro extorsivo» y es instruida por el fiscal federal de Lomas de Zamora Sergio Mola.
El fiscal Mola continuaba en estos días con la investigación junto a detectives de la Coordinación Departamental de Investigaciones (CDI) de Lomas de Zamora, que fueron los que junto al grupo Halcón, el viernes por la noche realizaron el exitoso operativo de rescate.
Calderón (23) fue secuestrado el 2 de febrero alrededor de las 23.20, a metros de la panadería «Las Violetas», de Lomas de Zamora, propiedad de su padre.
Los delincuentes se movilizaban en dos vehículos, un Renault Sandero Stepway y un Chevrolet Onix gris, con los que le cortaron el paso.
Los secuestradores se llevaron a Calderón privado de su libertad en uno de los autos y, de inmediato, se comunicaron con su padre para solicitar un rescate de dos millones de pesos.
Tres días más tarde, gracias a las tareas investigativas del fiscal Mola y los detectives antisecuestros de la CDI, Calderón fue rescatado por la policía en su lugar de cautiverio sin que se pagara el rescate.
Tras su liberación, Calderón contó a la prensa que vivió «un calvario», que lo golpearon duramente y que hasta tuvo que beber agua de una alfombra que había en el piso de la pequeña habitación del garaje de la vivienda donde lo tenían atado con sogas y tirado en un colchón.

Fuente: Telam


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.