Médicos bonaerenses reclamaron a Kicillof “más prudencia” para decretar reaperturas de actividades

Tras el anuncio del gobernador Axel Kicillof que determinó una mayor reapertura de actividades en el AMBA; entre ellas, las clases presenciales, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud en la Provincia de Buenos Aires (CICOP) alertó que “se tendría que haber manejado con un poco más de prudencia”. También consideraron que se necesita “voluntad política” para ampliar el presupuesto y revertir la falta de personal en el sector. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, la vicepresidenta de CICOP, Silvana Scali, señaló que el nivel de contagios “se ha amesetado en un nivel muy alto, por lo que se sigue poniendo en tensión al sistema de salud.” En ese sentido, indicó que las anteriores restricciones aún “no han impactado en la ocupación hospitalaria”. 

Scali marcó que el sistema sanitario bonaerense “venía de una crisis de personal que data de hace muchos años” y eso “se debe a los bajos salarios y a las condiciones de trabajo, que no son óptimas”. Reclamó que “la incorporación de trabajadores trae una necesidad de aumento de presupuesto” y para eso, se necesita “voluntad política”. 

La pandemia vino a profundizar un problema estructural de falta de personal. Si bien se han fortalecido muchas áreas en estos últimos dos años, nos cuesta muchísimo encontrar médicos y médicas para áreas críticas como la guardia y terapia intensiva”, expresó Scali. 

En referencia al aspecto salarial, afirmó que la inflación le “sigue ganando” al sueldo y a los acuerdos ya hechos en función de ello, por lo que desde el gremio solicitan la reapertura de la paritaria y así lograr “una verdadera recomposición salarial” que les “permita recuperar poder adquisitivo”. 

La vicepresidenta de CICOP explicó que dentro de los pedidos que hace el gremio a la Provincia, se encuentra la necesidad “primordial” de “habilitar mayor cantidad de licencias de descanso”. El personal de salud tiene las vacaciones “suspendidas por la emergencia sanitaria” y si bien han “gozado de algunos días”, deben “recuperarse psico físicamente después de casi un año y medio de pandemia”. 

“Nuestros compañeros y compañeras están exhaustos, con una sobrecarga laboral muy importante porque el sistema de salud sigue en tensión, en un momento bastante complicado”. 

Por último, precisó en el reclamo por la continuidad laboral de quienes hacen sus residencias, para que una vez finalizadas las mismas, puedan seguir con su trabajo en la planta del sistema de salud. “Queremos que este año vuelva a incorporarse para seguir fortaleciendo los equipos de trabajo para poder ofrecer una salud pública de calidad para toda la población”, puntualizó.