Tras los reclamos, se aceleró la vacunación de policías contra el COVID-19

En una semana la vacunación del personal de seguridad creció un 10% luego de los múltiples reclamos de esa fuerza estatal para acelerar el plan de inmunización. Mientras que el 9 de junio pasado 81.615 personas habían recibido la vacuna, para el 16 de junio la Provincia de Buenos Aires llegó a inocular a 105.661 que pertenecen al personal de seguridad.

Según el informe difundido por la Provincia de Buenos Aires, hasta el 9 de junio solo el 48,41% del personal de seguridad se había vacunado mientras que al día de hoy son 58,95%.

En este marco, también descendieron los inscriptos pendientes de vacunación ya que de los 86.980 que estaban esperando descendió a 73.569. 

Durante el plan de vacunación, las fuerzas policiales reclamaron en varias ocasiones el aceleramiento del ritmo de vacunación ya que están expuestos al virus de manera constante como el resto del personal esencial. 

Si bien la vacunación del personal de seguridad registró un aumento, es el grupo que esperó más tiempo para ser inmunizado. El personal de las fuerzas bonaerenses de seguridad se sumó a fines de febrero al plan de vacunación.

En este contexto, según datos del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, desde que comenzó la pandemia se infectaron 15.196 policías bonaerenses, es decir el 16%.

Una vez que inició su vacunación, los efectivos policiales notaron un amesetamiento al igual que parte del grupo de docentes y auxiliares. Hasta el 9 de junio solo el 59,77% del personal docente y no docente había sido vacunado mientras que al día 16 de junio, ese grupo superó el 68%. Todavía resta inocular a 166.017 personas inscritas del personal docente y auxiliar.

Recién en estas últimas dos semanas ambos grupos esenciales vieron un aceleramiento en la vacunación debido a que el 92% de los mayores de 70 años fueron inmunizados, una de las principales metas del plan de vacunación.