Cuarentena: Por falta de actividad, empiezan a cerrar salones de fiestas en el Conurbano

El freno económico generado por el coronavirus y el aislamiento, golpeó de lleno al rubro de los salones de fiestas. Además de no poder realizar eventos, se enfrentan a la devolución de señas, pago de alquileres e impuestos, servicios y el pago a empleados.

La propietaria del salón Magik de Lanús, Cecilia Herneta, afirmó en dialogo con Diarioconurbano.com que conoce la situación de la mayoría y “todos los salones de la zona están sufriendo lo mismo”.

Ante la crítica situación, muchos de los dueños analizan no continuar con el rubro. “Hay muchos que cierran, se piensa en eso porque no se puede seguir, otra no queda otra”, sentenció.

Con respecto a las acciones del Estado para dar una ayuda, Herneta contó que “hubo intentos de comunicación, pero no respondieron”, y agregó que tampoco “hubo ningún tipo de baja impositiva” para aliviar la difícil situación.

Además, resaltó que “en general todos los alquilan” y se abona todos los meses funcione o no. También, se sumó que se debe abonar al personal, los gastos fijos, y toda la comida que se desechó por varias fiestas que no se pudieron realizar.

La principal preocupación del sector, es saber cuándo se podrá abrir para llevar a cabo los eventos reprogramados, básicamente poder fijar una fecha para cada uno, y cuando se podrá ofrecer el servicio para 2021, ya que las fiestas son programadas con uno o dos años de antelación.

En la misma situación se encuentran los salones para fiestas infantiles. La dueña del salón La Aurelia de Lomas de Zamora, María Eugenia Uribe, coincidió en que “casi todas las fiestas hubo que reprogramarlas”, y admitió que muchos clientes eligieron la devolución del dinero.

En este caso específico, Uribe añadió que se pudo ofrecer una alternativa a los clientes. “Junto con gente que ya se trabajaba, que hacía show de princesa y cosas así, se ofreció algo virtual como show adicional”, comentó.

Pero, asimismo, remarcó que “porque ser monotributistas de categorías alta, por el espacio del salón” no hubo ningún tipo de ayuda del Estado. “Sólo se escuchó lo de los créditos en tasa cero”, reconoció y lamentó que aún no pudo acceder.

En cuanto al alquiler, destacó que “por suerte se pudo hablar y llegar a un acuerdo”, pero aseveró que dependerá de cómo evolucionen las medidas que disponga el Gobierno nacional.

Edgardo Núñez