La derrota del 2019 dejó heridas y reproches dentro de la coalición de Juntos por el Cambio que apuntan a la falta de territorialidad, de política y de consenso entre los espacios que conforman el frente. En algunos distritos como el caso de Lomas de Zamora, se asoma y va tomando forma la interna que puede llegar a tener lugar en las PASO de septiembre –si la pandemia lo permite- y que por el momento tiene anotada a tres listas.

No obstante, desde la línea del PRO local conducida por la concejala Silvia Sierra, quien responde al intendente  Jorge Macri, insisten en que la coalición opositora está unida y descartan la idea de ir a una interna en esto momentos. Del otro lado, la línea que representa el consejero escolar Nicolás Bari, ex funcionario provincial, vaticina unas PASO con más de dos listas con el objetivo de “renovar la conducción política local”.

Para este sector del PRO, que tiene afinidad con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, las internas serán un hecho en septiembre. “Es la decisión de la superestructura”, aseguró un allegado al armado de Bari a DiarioConurbano.com. Es que desde el 2016 al 2019 el hecho de que Cambiemos gobernara Nación y Provincia hizo que “ciertas discusiones quedaban atenuadas” ya que había espacios de poder para repartir, pero ahora en el llano, los y las dirigentes deberán demostrar el peso en las urnas.

Desde este sector se mostraron críticos del armado de JxC en Lomas de Zamora y demandan de los concejales un rol “más opositor” a Insaurralde. “En estos dos últimos años, no se eligió un dirigente político por sobre el resto, estaba Mércuri que rompió el bloque en el Concejo, el radicalismo está partido en tres, se suman otros actores del peronismo. Es un berenjenal que se hace difícil ordenar porque no hay un factor ordenador”, analizó una fuente consultada dentro de la oposición lomense.

En la lógica, las internas son positivas para dirimir diferencias, para ver quién tiene más votos o más peso o más poder; en la práctica casi nadie quiere que haya una interna en su espacio.

En tanto, del otro lado, desde la línea del PRO de la concejal Silvia Sierra se desconoce a Bari y su espacio. Para este sector, las internas no sumarían y no es conveniente en este momento. “Es preferible la unidad”, consideró un allegado al bloque a este medio.

En el Concejo Deliberante, Sierra es la presidenta de bloque y ha logrado consensos con el oficialismo para llevar adelante temas de agenda en seguridad, problemática de antenas, reclamos vecinales; y su carta es que pudo mantener a su bloque funcionando y marcando su posición frente a una mayoría automática que tiene el Frente de Todos. Además, este sector cuestiona la falta de territorialidad y de diálogo político del ex funcionario provincial.

“Se vende como si tuviera un gran trabajo, pero no tiene nada, es una cáscara de huevo vacía”, sentenció un miembro de la mesa chica del PRO lomense sobre Bari, pero admitió que puede haber conversaciones para que integre la lista de concejales, aunque descartan de plano una interna.

El desembarco de Viñuales

Desde que Guillermo Viñuales renunció a ser jefe de Gabinete de Martín Insaurralde se especuló sobre su futuro político. El ex funcionario fue claro sobre sus diferencias, no con la gestión, pero sí con el armado político de La Cámpora en el Municipio y decidió dar un paso al costado. Su objetivo es “construir un partido vecinal” que lleve adelante una agenda local. Así es cómo se lo puede ver recorriendo escuelas, barrios, comedores, y participando de reuniones vecinales.

No obstante, Viñuales ya ha dejado claro que su intención no es asumir la banca de concejal, de la cual tomó licencia en 2019 y por el momento, no está en sus planes sentarse en el recinto a discutir con el Frente de Todos. Tampoco su intención es ser candidato en estas elecciones legislativas, como también se presumió.

Por el momento, el dirigente peronista buscará terminar de conformar su espacio local que por el momento podría llevar el nombre “Unidos por Lomas” y que trabajará dentro de Hacemos, que conduce Diego Kravetz (jefe de Gabinete de Lanús) en la Tercera. A su vez, se estima que afianzará el vínculo con sectores del peronismo ligados Miguel Ángel Pichetto, y dirigentes sectores peronistas de Lomas desencantados con el armado del Frente de Todos, entre otros.

En paralelo, diversas fuentes confirmaron a este medio que avanzan las conversaciones entre Viñuales y Bari, quienes compartieron un tema de agenda en las últimas semanas: la suspensión de las clases presenciales.

“Podrían pedirle a Guillermo que ocupe ese cargo de concejal, pero hay que generar un proceso de renovación y no ser funcional al Municipio”, planteó una llegado al ex jefe de Gabinete y sentenció: “Que él sea candidato a concejal, no le suma a nadie”.

Para el sector de Viñuales, también es probable una interna en Juntos por el Cambio y ven en Bari una nueva impronta para la oposición. Con cautela, ambos sectores coinciden en que las conversaciones “avanzan muy bien”.

Del otro lado, el sector de Sierra mira con recelo la llegada de Viñuales por su pasado oficialista, pero no descartan que pueda existir un trabajo mancomunado, pero de miras al 2023 que es el objetivo lógico de la oposición que es hacerse con la intendencia y un candidato posible podría ser el ex jefe de Gabinete.

Posibles candidatos

Para el 2023 aún falta y todavía queda sortear la pandemia. No obstante, para lo que no falta mucho es para las elecciones legislativa de este año. Para Juntos por el Cambio será un desafío rearmar la oposición y lograr ganar más escaños dentro del Concejo Deliberante, ya que, el oficialismo viene ganando concejales. El último pase fue el de Fabio Denuchi, quien se encontraba en el bloque de Cambiemos.

Un potencial candidato es Bari, consejero escolar y ex funcionario provincial. Su trabajo es en mira a ocupar una banca y poder encabezar la lista. Otro posible, a quien Viñuales impulsaría por su espacio es el ex subsecretario de Educación, Emanuel Pi Dote, quien trabajó con él en la gestión municipal y fue corrido de su cargo, tras su renuncia. De hecho a este ex funcionario se lo vio en los reclamos por la presencialidad en escuelas, junto a dirigentes de Juntos por el Cambio de Lomas

De los concejales actuales, Gustavo Ganchegui (línea vidalista) y Jorge Villabla (Coalición Cívica), tienen un mandato más. Desde el PRO buscarán su renovación para seguir potenciando el trabajo en el Concejo Deliberante.

La incógnita de Mércuri

Gabriel Mércuri es conocido por cambiar de espacios políticos asiduamente. Este año es su último mandato como conejal, ya que por ley no puede reelegir. Para el arco de Juntos por el Cambio es una incógnita cuál será su jugada, qué hará. De un sector, estiman que “meterá su gente en el escenario electoral”, otros creen que terminará de acordar con el oficialismo y otros que afianzará su integración al espacio de Emilio Monzó, pero se desconoce si sigue participando.

“No tiene peso propio en el distrito”, subrayó un dirigente a este medio. Para muchos es uno de los responsables que la oposición no tenga peso propio en el Concejo Deliberante.

¿Qué quiere el radicalismo?

Hace poco más de un mes que la UCR se sometió a elecciones partidarias, tuvieron sus propias internas y en Lomas de Zamora se impuso la línea de Selva Valdez, que responde al armado de Gustavo Posse en la Provincia. Se estima que el radicalismo presente su propia lista en estas elecciones y así también lo deslizaron fuentes consultadas cercanas al comité radical. “La postura es que la UCR vaya con lista propia en las PASO y que se respeten los espacios del radicalismo que se merece”, reclamó un allegado al radicalismo.

Desde este sector, ven con buenos ojos que Juntos por el Cambio comience a expandirse. No molesta tanto el armado peronista de Hacemos, pero sí apuntaron a que la apertura esté dada hacia un natural socio político como el GEN de Margarita Stolbizer que en Lomas tiene a su representante, Marcelo “Oso” Díaz, ex diputado provincial.

“Presentación de distintas listas en Juntos por el Cambio va a haber y es lo más sano que puede pasar”, aseguró un dirigente radical.