Portada » Lanús: Fin de ciclo para el kirchnerismo y fuerte desafío para Cambiemos

Lanús: Fin de ciclo para el kirchnerismo y fuerte desafío para Cambiemos

Compartir la nota

AAGrindetti EstadoFue la batalla madre de la Tercera Sección Electoral y la pulseada entre el Frente para la Victoria (FPV) y Cambiemos dejó constantes cruces, peleas y demostraciones de poder permanentes, con un cambio de posiciones que invirtió la relación de fuerzas y terminó con el triunfo del macrismo.

 

Era una pelea importante para ambos bandos, tanto el PRO como el FPV sabían que Lanús ponía mucho en juego desde lo político y también desde los simbólico, por eso desde el comienzo la puja fue intensa y sin miramientos.

El año comenzó sin quórum en el Concejo Deliberante, donde dos veces consecutivas, la oposición hizo valer su mayoría para evitar el tratamiento de modificaciones en el organigrama municipal, sobre todo en el área de Protección Ciudadana comandada por el cuestionado Mariano Amore. Ese fue el primer indicio de un desarrollo ríspido y acalorado dentro del Legislativo local.

La tensión, que elevó la temperatura del termómetro durante todo el año, desembocó hasta en un intento de destituir al por entonces presidente del cuerpo, Héctor Bonfiglio, (¿una jugada con fuego amigo a causa de la interna por la candidatura a intentedente) que fue rechazado por 13 votos contra 10 gracias al apoyo del sector massista de Nicolás Russo.

En el medio de los debates, las internas políticas también ocuparon un importante espacio dentro del mosaico lanusense, entre la conformación de Cambiemos y la interna peronista.

Con el acuerdo nacional de Cambiemos todavía por oficializarse, hábilmente Néstor Grindetti consolidó la coalición a nivel local con la presentación de Juntos por Lanús, donde además de el PRO, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica, sumó sectores sindicales y parte del GEN. En tanto que en el FPV, a la vista de un Darío Díaz Pérez deslegitimado, una decena de dirigentes se animaron a proclamarse como precandidatos a jefe comunales, aunque el acuerdo de cierre de listas concluyó con una lista de unidad con Julián Álvarez a la cabeza de la boleta y Díaz Pérez como candidato a senador provincial.

El acuerdo selló una pelea intensa entre Díaz Pérez y Álvarez, que compitieron abiertamente y sin consideraciones provocando peleas internas y resquemores que terminaron haciendo mella en los comicios generales.

AADiazPerez MilitanteLas elecciones que erigieron a Grindetti como intendente podrían generar material para realizar otra publicación más. Con ocho puntos de ventaja en las PASO, el kirchnerismo sabía que no sería una empresa fácil, pero se asumía victorioso por un margen menor, expresión que comenzó a apagarse con el correr de los minutos tras el cierre de la votación y la tendencia de los resultados provinciales. A pocos metros del búnker oficialista, doblando la esquina de Máximo Paz e Hipólito Yrigoyen, el PRO recibía planillas con escrutinios de mesas y mantenía la cautela.

Entrada la noche, Álvarez llegó al Consejo del Partido Justicialista, advirtió un desenlace punto a punto y desconcentró a sus militantes. Mientras tanto, Cambiemos celebraba el triunfo de María Eugenia Vidal en Buenos Aires y se esperanzaba con Grindetti, quien finalmente festejó en andas de sus colaboradores.

Tras los resultados, las acusaciones de traición y críticas en el peronismo signaron el comienzo de una reconstrucción que empezó a tomar forma en las últimas semanas con una reunión en el mismo lugar donde se sintió la tristeza de perder un distrito históricamente peronista.

Asimismo cambiaron los roles en el día a día de la política local, ya que ahora es el PRO quien busca el consenso con los otros partidos (especialmente en un acuerdo claro con el Frente Renovador) y el FPV el que se muestra como oposición crítica de un flamante gobierno que empezó su gestión con las declaraciones de las emergencias en Electricidad y Sanitaria Ambiental, además de constantes críticas a la administración Díaz Pérez.

El próximo año mostrará las capacidades de Cambiemos para gobernar un municipio sin mayoría en el HCD, con atrasos significativos y con un fuerte sentido peronista. Del otro lado, el peronismo comienza su rearmado para el operativo retorno en 2019.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.