Portada » Brown: Un año positivo para el FpV y a Cambiemos; demoledor para Giustozzi

Brown: Un año positivo para el FpV y a Cambiemos; demoledor para Giustozzi

Compartir la nota

Cascallares VictoriaEl año político en Almirante Brown cierra con dos ganadores: el Frente para la Victoria y Cambiemos. El kirchnerismo llegó a la Intendencia en un contexto electoral adverso, mientras que el macrismo y la UCR obtuvieron un buen caudal de votos que les permitió tener presencia en el Concejo Deliberante. Este marco hubo un claro perdedor: el ex intendente y actual diputado nacional, Darío Giustozzi.

El 2015 comenzó con un Concejo Deliberante heterogéneo, con ediles que respondían al giustozzismo y otros al Frente para la Victoria, claramente enfrentados, en especial luego del salto del renunciado intendente al Frente Renovador. Con Mariano Cascallares a la cabeza, el kirchnerismo denunció malos manejos de Giustozzi de fondos destinados a Educación y otros a publicidad.

Lo cierto es que mientras Giustozzi fue debilitándose – perdió cohesión interna y sus aspiraciones en el massismo  a ser candidato a gobernador también se desvanecieron -, el Frente para la Victoria comenzó a ganar terreno y presentándose como una alternativa de gobierno.

En ese crecimiento lo tomó al FpV el surgimiento de la alianza Cambiemos, que en el distrito tuvo como dirigente máximo al macrista Carlos Regazzoni pero contó con el respaldo de un radicalismo que supo tener fuerza en Brown.

En esa coyuntura,  el kirchnerismo logró unir a todos sus sectores internos detrás de la candidatura de Mariano Cascallares ante algo que entendían previsible: la habilitación del FpV a un timorato Giustozzi para pelear en las PASO colgado de la lista de Daniel Scioli.

La interna Giustozzi-Cascallares le permitió a Cambiemos fortalecerse, opacar al Frente Renovador – diezmado tras el alejamiento del ex intendente – y conformarse como la principal fuerza de oposición. Esto finalmente se plasmó en las elecciones generales.

Cascallares le ganó sin problemas la interna a un alicaído Giustozzi quien, prácticamente, no hizo campaña. El ex titular del IPS provincial tuvo su segundo desafío en las generales. Sin fisuras internas, el Frente para la Victoria se impuso a nivel local y se quedó la Intendencia y con el control del Concejo Deliberante.

Cambiemos se posicionó como una fuerza de oposición que, si bien numéricamente en el  Concejo no podrá molestar mucho al oficialismo, contará con el respaldo de tener a un gobierno provincial y nacional afín.

El intendente Mariano Cascallares ya se mostró como un dialoguista; algo imprescindible en un contexto político adverso para los kirchneristas que están en los ejecutivos locales y provinciales.

El 2016 será un año de reacomodamientos. Mientras en Cambiemos esperan sumar a sectores peronistas y massistas, el Frente para la Victoria tendrá como uno de sus objetivo no repetir los errores de Giustozzi y transitar en el sinuoso camino del diálogo con la oposición sin perder la identidad.  


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.