San José: Exigen que investiguen la muerte del policía detenido que falleció por Covid

La familia de Leandro Emiliano Dickinson, un policía detenido de 36 años, que falleció por covid en mayo, afirma que el hombre era paciente de riesgo y “no fue asistido a tiempo”. Este viernes volvieron a reclamar frente a la Comisaría de San José, en Temperley. “La familia tiene la sensación de que lo dejaron morir”, aseguró el abogado que lleva adelante la denuncia penal.

Este viernes, la familia de Leandro Emiliano Dickinson, el policía de 36 años que estaba detenido por una causa de extorsión en la Comisaría de San José y murió por covid volvieron a movilizarse para exigir que se investigue las últimas horas del hombre en esa dependencia.

“Nos enteramos que al subcomisario lo trasladaron, pero seguimos reclamando porque el hecho sucedió ahí. Se trasladó al que no autorizó que se pida una ambulancia el 27 de abril cuando mi hermano tenía 40 de fiebre y no podía respirar, pero sigue estando en el lugar el jefe de calle y la subcomisaria”, explicó Débora Dickinson, hermana del policía, en diálogo con DiarioConurbano.com.

En su relato, Débora señala que “el 21 de abril empezó con síntomas de covid, el 23 lo hisoparon y el 24 de abril dio positivo. El 27 hizo un pico de fiebre de 40 grados y no podía respirar”.

El 30 de abril Dickinson fue trasladado de urgencia, con graves problemas respiratorios al hospital Gandulfo y luego derivado al Policlínico de Lomas, donde falleció el 2 de mayo último como consecuencia del virus que le habían diagnosticado una semana antes cuando estaba detenido en la Comisaría de San José.

“Él tenía problemas bronquiales, pesaba 120 kilos y era hipertenso. Nos íbamos comunicando con él por mensaje y nos contaba como se sentía. Yo le dije que pida para que llamen a una ambulancia y me contestó: ‘ya le dije, pero me dicen que lo que tengo es cagazo, que me quede tranquilo, pero ya no doy más’”, recuerda con angustia la hermana del policía.

La investigación penal

En diálogo con DiarioConurbano.com, Alejandro López, el abogado de la familia Dickinson, explicó: “Emiliano Dickinson pesaba 120 kilos, era hipertenso y tenía problemas respiratorios a nivel bronquial. En la causa penal que tenía en trámite, el abogado que intervino, pidió en tres oportunidades para que cumpliera la detención en su casa porque estábamos en plena epidemia de covid y si le agarraba esa enfermedad, como pasó, iba a terminar con su vida”.

En la misma línea, López dijo que el juez de la causa, en tres oportunidades, le negó la posibilidad de que cumpla la detención en su casa. “ÉL comienza con síntomas de covid y recién dos días después le dan aviso al juez de la causa, del Juzgado de Garantías 4 de Lomas de Zamora. Se limita a pedir un cupo en el sistema de salud de la provincia para derivarlo sin tomar nota de que las enfermedades que padecía lo podían llevar a la muerte”.

Como la provincia de Buenos Aires “no tenía cupo para derivarlo”, el policía sigue en la dependencia detenido y con covid. “Aparentemente, vino la ambulancia con un médico, que estamos investigando quién fue y le dice que puede seguir cursando la enfermedad ahí, que no necesitaba internación. Fue desmejorando y ya no podía hablar”, afirmó el letrado.

En ese sentido, aseguró que para la familia, un día antes del fallecimiento de Dickinson, ante el cuadro de gravedad lo trasladan al hospital Gandulfo “para que no se les muera en la comisaría”. Al no haber lugar en la terapia intensiva del hospital es derivado al Policlínico de Lomas.

Según lo relatado por el abogado, la familia realizó una denuncia penal contra el juzgado interviniente “por no ordenar que cumpla la detención en su casa mientras el proceso avanzaba y contra la comisaría por no haber hecho ninguna gestión para sacarlo del lugar con mayor anticipación y tener un tratamiento”. Esa denuncia está radicada en el Juzgado de Garantías 5 de Lomas de Zamora.

“Estamos a la espera de que sea caratulada y que se investigue los últimos 10 días de Emiliano. Pedimos que se investigue homicidio culposo u homicidio con dolo eventual. Veremos si el juez de la causa le da curso dado que van a ser investigados personas con poder”,  cerró el letrado.