Lomas: Tenía tobillera y perimetral y volvió a amenazar de muerte a su pareja

Belén Orona, una vecina de Santa Marta, vivió un episodio violento luego de que su ex pareja y padre de sus seis hijos -quien tenía una perimetral  y tobillera de vigilancia -, rompió la ventana e ingresó al hogar familiar para agredirlos y romper todo. “Mis vecinos escucharon que él dijo que me iba matar, que ya no tenía nada que perder”, dijo la mujer.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Belén Orona, de 38, relató que vivió más de 18 años violencia física y psicológica por parte de su ex pareja, Eduardo Brumat, quien en este momento está detenido en la Comisaría 9° de Parque Barón porque el sábado pasado violentó la vivienda que la mujer tiene en el mismo terreno donde también vive la hermana del acusado, ubicado en El Pampero 440, en el barrio Santa Marta, Lomas de Zamora.

“El sábado estaba tomando en la esquina de mi casa y tipo tres de la mañana saltó la reja y empezó a patear la puerta, insultó, gritó. Incluso, mis vecinos, me contaron que le pegó a un hombre con el que estaba tomando y dijo que él (el agresor) me va a matar porque ya no tiene nada que perder, que ya está jugado”, contó Orona.

La mujer explicó que en septiembre de 2020 lo denunció por primera vez al padre de sus hijos porque estaba cansada de tanta violencia. Pero la situación se empezó a agravar cada vez más y sus hijos adolescentes ya lo padecían.

En la causa interviene la UFI 16 especializada en violencia de género y violencia familiar de Lomas de Zamora, que extendió la perimetral a 10 cuadras y al botón antipánico se sumó una tobillera de vigilancia para Brumat.

“Lo denuncié porque no solamente era violencia psicológica sino física, abuso, someterme a hacer cosas que yo no quería. La denuncia fue el 10 de septiembre y, el 6 de octubre, ya estaba la primer perimetral. Ese día, él no se fue porque la policía le avisó recién a las 10 de la noche, pero se comprometió a irse al otro día y nunca se fue”, afirmó Belén.

Al no respetar la segunda perimetral, “quedó detenido desde el 22 de diciembre hasta hace dos semanas cundo la familia de él puso un abogado para poder sacarlo. La madre alquila una casa a unas quince cuadras de la mía donde se mudó con el hermano y la familia del hermano”, explicó la víctima.

Y añadió: “El sábado no sé qué le pasó, andaba buscándome. Desde monitoreo me avisaron que estaba cerca de la casa de mis padres. Llamé a Parque Barón avisando que necesitaba volver a mi casa y me dicen que ya enviaron un móvil pero que vaya acompañada. Llegué a mi casa y el móvil nunca había llegado”.

A ésta situación se sumó que la familia de su ex al enterase que el caso se hizo público, quiere que Belén y sus hijos, se vayan de la casa.

Ante cualquier situación de violencia por razones de género, podes comunicarte las 24 horas, al teléfono de guardia del Hogar de Protección Integral Fátima Catán, 4267-0528. También a las líneas gratuitas y confidencial 144/137, o, ante emergencia al 911.