Portada » Lomas: Los dos jóvenes detenidos por crimen de Umma se negaron a declarar y seguirán presos

Lomas: Los dos jóvenes detenidos por crimen de Umma se negaron a declarar y seguirán presos

Compartir la nota

Los dos sospechosos mayores de edad detenidos ayer por el asesinato de Umma Aguilera, la hija de 9 años de un custodio de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, durante un asalto en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, se negaron hoy a declarar ante el fiscal de la causa y seguirán presos, informaron fuentes judiciales.

En tanto, el menor de edad apresado será llevado mañana a declarar ante el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil (FRPJ) lomense, añadieron las fuentes y señalaron que con información surgida en las últimas horas los investigadores trabajaban en la búsqueda de un nuevo sospechoso.

Fuentes judiciales informaron a Télam que dos de los tres detenidos ayer, Nicolás Axel Emiliano Rojas (20), alias «Pelusa»; y M.P.R.M. (20), se negaron esta tarde a declarar al ser indagados por el fiscal Pablo Rossi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 18 de Lomas de Zamora.

Durante la diligencia, el instructor judicial les imputó los delitos de «robo agravado por el uso de arma de fuego (dos hechos) y homicidio criminis causa».

De acuerdo a los voceros, tras la indagatoria, los dos sospechosos seguirán detenidos a disposición de la Justicia de Garantías.

A su vez, ayer también fue apresado un adolescente de 17 años, hermano de M.P.R.M, quien será llevado a declarar mañana ante el fiscal Juan Ignacio Colazo de la UFI 2 del FRPJ.

Ayer, la ministra Bullrich, al confirmar las detenciones de los dos últimos sospechosos -los hermanos de 20 y 17 años-, dijo en su cuenta en la red social X que buscaban a un «nuevo cómplice».

«Vamos por él. Todos los responsables van a pagar por lo que hicieron», afirmó.

Si bien inicialmente el fiscal Pablo Rossi había informado que los que actuaron fueron cuatro, a los que consideró copartícipes, desde la Justicia confirmaron que se trabaja en la pista de un nuevo sospechoso, aunque no aclararon si es porque en realidad hubo cinco delincuentes en el hecho o porque alguno de los detenidos no tuvo participación directa.

«Se está analizando la prueba en función de este nuevo sospechoso», se limitó a decir a Télam un vocero judicial con acceso al expediente.

El primer detenido por el caso es Patricio Valentín García (22), quien fue localizado el mismo día del crimen de Umma durante un allanamiento en su domicilio, en el que se secuestró una campera negra con rayas blancas «similar a la que llevaba uno de los asesinos de la niña al quedar filmado», según las fuentes.

En tanto, ayer a la mañana «Pelusa» fue apresado en una vivienda de la ciudad bonaerense de San Pedro y para los pesquisas posee similitudes físicas con uno de los asesinos que quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar donde se produjo el crimen.

Rojas había huido desde el partido de Lomas de Zamora, donde tiene su domicilio, a San Pedro en un Peugeot 307 gris, que fue secuestrado también en esa ciudad y en cuya luneta trasera tiene un sticker con la inscripción «capacidad máxima, cuatro bandidos».

Más tarde, en otro operativo realizado en una precaria vivienda de la localidad de Marcos Paz quedaron detenidos el adolescente M.P.R.M. y su hermano veinteañero.

Al sospechoso mayor los investigadores llegaron a partir de una huella en el Toyota Corolla negro robado en el que se movilizaban los asesinos de Umma.

Sobre ese detenido, los informantes señalaron que tiene antecedentes penales por un caso «encubrimiento» de junio de 2022 y por «hurto» de mayo de 2023.

Tanto en el caso de Rojas como en el de los hermanos, estos habían alquilado las habitaciones en las que fueron localizados para ocultarse lejos de sus respectivos domicilios y la escena del crimen.

El crimen se registró el lunes pasado a las 8.48, cuando el oficial de la PFA Eduardo Aguilera (42), quien trabaja en el equipo de custodia de Bullrich, salía vestido de civil y con su hija Umma a bordo de su auto Ford Ka del garaje de su casa situada en la calle Pío Baroja, a pocos metros del cruce con la calle París, de la localidad de Villa Centenario, de Lomas de Zamora.

Cuando aún el policía no había llegado a tomar la calle, un Toyota Corolla negro robado minutos antes le interrumpió el paso, dos delincuentes bajaron armados y se aproximaron con intenciones de robo, de acuerdo a lo que quedó registrado por una cámara de seguridad.

Aguilera aceleró con intenciones de huir, momento en el que los asaltantes dispararon hacia la parte trasera del vehículo e hirieron de un tiro en la nuca a la niña, que murió luego en el Hospital Churruca.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.