Portada » La familia del joven asesinado en Fiorito busca testigos y reclama justicia

La familia del joven asesinado en Fiorito busca testigos y reclama justicia

Compartir la nota

Paniagua ChukyLos familiares de Esteban “Chuky” Paniagua, asesinado por un policía de la Federal, en un confuso hecho, ocurrido en Fiorito, buscan testigos del hecho, a la vez que reclaman que se haga justicia con el efectivo detenido. “Mi nieto era sano, no llevaba armas ni estaba drogado”, sostuvo la abuela de la víctima. Tanto el fiscal José Luis Juárez como el juez de Garantías Gabriel Vitale, ambos de Lomas de Zamora, tienen acreditado que el policía Martín Argüello disparó en diez oportunidades contra un grupo de siete jóvenes – entre ellos Paniagua – que, según su versión, se acercaron a robarle la moto armados. Uno de esos balazos impactó en la espalda de “Chuky”, de 17 años, y terminó con su vida en la esquina de Baradero y Falleres.

“Hay testigos, que todavía no declararon, que vieron cuando este policía disparó y que mi nieto no estaba armado ni le había disparado. Pero igual estamos buscando más gente que cuente lo que ocurrió”, contó Carmen, la abuela de Esteban, en diálogo con DiarioConurbano.com.

El fiscal Juárez dispuso la detención de Argüello por “homicidio calificado”. Esa decisión fue ratificada por el juez Vitale, quien recalificó el caso como “homicidio simple”.

“La Policía nos dijo que en las cámaras se ve cómo ese hombre (por Argüello) le dispara a ´Chuky´y que él no estaba armado”, señaló Carmen. En la causa, según informaron fuentes judiciales, un testigo sostuvo que al policía llegaron a robarle la moto pero la abandonaron en el lugar luego de los balazos. También abonó la versión del tiroteo. No obstante para el fiscal no está probado esto último ya que en el lugar no había armas y sólo vainas servidas de la pistola del policía.

“Todavía no reaccionamos. Estamos como que no caemos, shockeados. Era un pibe sano, no lleva armas, y no estaba drogado. Además, tenía una familia presente”, expresó la abuela al referirse al adolescente asesinado en Fiorito.

Amante del fútbol – había jugado en las inferiores de Argentinos Juniors, en el futsal de San Lorenzo y ahora lo hacía en Barracas Central -, Esteban Paniagua vivía en una sencilla casa en Villa Amelia, en Ingeniero Budge,  junto a su madre y a sus hermanas.

“Nosotros pedimos justicia porque fue un asesinato”, afirmó Carmen, a la vez que se mostró temerosa de que el imputado “ponga un abogado caro y logre salir en libertad”.

Por su parte, Etel, la hermana de Esteban, contó que «toda la familia está shockeada por no podemos creer loo que pasó». Y agregó que «los vecinos de esa esquina donde pasó todo dijeron que el policía tiró a matar y que mi hermano no tenía armas ni hubo enfrentamiento».

«Queremos que haya justicia porque ese policía mató a Esteban porque quizo, por la espalda», sostuvo Etel, en contacto con este portal. y añadió que «mucha gente conocía a Esteban acá, en el barrio, y sabían que él no tenía maldad».

En tanto, la familiar de la víctima no descartó que en los próximos días los familiares y amigos organicen una marcha para reclamar que se haga justicia en este caso.

En los próximos días, en la UFI 1 de Lomas continuarán reuniendo pruebas sobre este caso. Se espera que tanto las filmaciones de cámaras de seguridad como el aporte de testigos sean fundamentales para la investigación.

Quienes puedan aportar algo sobres este caso deben presentarse en la UFI 1, en los Tribunales de Lomas de Zamora, en Larroque y el ex Camino Negro, en Banfield.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.