Fiorito: Piden un semáforo en la esquina donde hace tres años atropellaron a dos jóvenes

A tres años de la muerte de Agustín Duarte y Darío Romero, dos jóvenes atropellados el 15 de junio en Fiorito, la familia de uno de ellos denuncia que el hecho “quedó impune” y pide que se coloque un semáforo debido a que continuaron los accidentes en esa esquina. El hecho ocurrió en 2018 en Plumerillo y Quesada, Lomas de Zamora.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Oscar Duarte, padre de Agustín, manifestó: “No hay justicia, la investigación nunca avanzó y los conductores están libres, los largaron desde el primer momento a pesar de que había pruebas contra ellos”. 

Desde un inicio se identificó a los responsables que manejaban una camioneta y embistieron a los dos jóvenes. Uno de ellos fue imputado por “homicidio culposo” pero no se lo detuvo y la causa no tuvo grandes avances desde entonces. 

En este sentido, hace un mes los padres de Agustín fueron citados a los Tribunales de Lomas de Zamora con una psicóloga ya que la muerte de su hijo generó una depresión en toda la familia. 

“Mandaron a una psicóloga para hacer una serie de análisis de la situación , de cómo estábamos nosotros y quedó asentado en la causa como quedamos psicológicamente tras el hecho”, afirmó Oscar.

En este marco, la familia pidió testigos directos del hecho ya que solo dos personas presenciaron el impacto de la moto de Duarte y la camioneta, y solicitaron la colocación de un semáforo en la esquina para evitar más accidentes. 

“Es una arteria peligrosa porque no hay semáforos, ya hubo como tres accidentes de las mismas características. Se siguen sucediendo los choques y van a seguir mientras no se haga algo al respecto”, opinó el padre de uno de los jovenes. 

Además, Duarte contó que los responsables quisieron “demonizar a los jovenes” al expresar que venían alcoholizados cuando el test toxicológico les dio negatico. 

“Los registros fílmicos de los domos de la zona tomaron el impacto y muestran que la camioneta nunca se detuvo. No frenaron para doblar y todo eso se ve en la filmación”, agregó el padre de Agustín. 

El hecho ocurrió el 15 de junio de 2018 cuando Agustín Duarte y un amigo, arriba de una moto, conducían por la calle Plumerillo y una camioneta los impactó. Mientras Darío Romero falleció en el instante, Agustín fue trasladado al Hospital, donde se le extrajo un riñón y parte del hígado. Sin embargo, en menos de media hora el joven murió.