Piden cuatro años de prisión para un profesor de Temperley por grooming

Una fiscal de Lomas de Zamora pidió 4 años de prisión un profesor de Literatura acusado pedirle fotos desnuda a una adolescente y ex alumna suya y de enviarle imágenes de sus genitales. El planteo fue hecho en el marco de un juicio abreviado por lo que se espera que la defensa acepte el pedido y luego un tribunal oral dicte la sentencia.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com informaron que el pedido fue realizado por la fiscal de la UFI 9, Andrea Nicoletti. La decisión final le corresponderá al Juzgado Correccional 3 de Lomas.

Nicoletti pidió los cuatro años de prisión al considerar al docente culpable de “captación por medios tecnológicos de menor de edad (grooming) en forma reiterada en concurso real con ofrecimiento y facilitación de representación de menores de edad dedicados a actividades sexuales”.

La investigación estuvo a cargo de la fiscal María Delia Recalde. El docente, de 44 años, se encuentra excarcelado a la espera de una condena. Tiene tiene restricción de acercamiento a las víctimas, y una orden de cese de hostigamiento a las víctimas. El incumplimiento de cualquiera de estos requisitos lo llevarían nuevamente tras las rejas.

En la causa, hay dos ex alumnas que han denunciado a este docente, que recorrió distintas escuelas secundarias de Lomas de Zamora. Una de las denuncias corresponde a una ex alumna suya de la Secundaria 3, ubicada en Turdera. En este último establecimiento había sido dejado cesante por el importante número de inasistencias.

Una de las denuncias que trascendió es la de una joven que comenzó a recibir mensajes por el chat de Facebook de parte de este docente, que luego empezó a contactarla y a pedirle fotos desnuda mediante whatsapp.

“El imputado le envió a la adolescente fotos de sus genitales. Con buen criterio, los padres de la menor de 15 años decidieron guardar todos los chats y denunciar la situación a la justicia”, indicaron desde la Policía Federal, fuerza policial que colaboró con la investigación.

Fue justamente esa fuerza la que realizó el allanamiento a la casa del profesor de Literatura, ubicada cerca del centro de Temperley. Allí, secuestraron un CPU, una notebook, pendrives, y un teléfono celular.

“El acusado tenía distintos perfiles en redes sociales que utilizan adolescentes”, informaron los investigadores del caso.