Monte Grande: Madres de víctimas de abuso sexual reclaman aceleración en las causas

El grupo de Madres Protectoras, organización que acompaña a las víctimas de abuso sexual, busca que se acelere la investigación de las causas que están a cargo de la UFI N°3 de Esteban Echeverría, fiscalía especializada en Violencia Familiar y de género, Abusos sexuales y Delitos Conexos a la Trata de Personas, perteneciente al Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Sonia, referente de la organización Madres Protectoras, explicó: “Nuestro enojo es por la burocracia que existe en la fiscalía N°3 donde es imposible el acceso. Al principio de la pandemia los juzgados estaban cerrados y se manejaban por medio de mail, pero después todo siguió igual. No sucede lo mismo con otros juzgados como el de La Matanza o de Lomas de Zamora donde sí nos reciben de manera presencial. Acá ni siquiera los abogados tienen acceso directo a las fiscalías, necesitan un turno y los reciben una vez por semana”.

Por otro lado, la representante de las madres en Monte Grande, manifestó que recientemente se logró la detención de dos hombres acusados por el delito de abuso sexual, pero que eso fue “gracias” a la movilización que hicieron los familiares de las víctimas y la difusión del caso a través de algunos medios de comunicación.

Hay dos hombres presos. Uno fue detenido casi de manera inmediata, en tres meses, pero eso logró por las marchas que hicimos y por la difusión en los medios. El resto de los casos, si no es considerado con abuso sexual con acceso carnal o acceso agravado, no recibís un llamado. En mi caso nunca me llamaron, nunca me citaron a declarar. Ahora declaró mi hija y estamos esperando para saber cómo continúa todo”, aseveró.

Además, relató que también hay demoras con los turnos para un médico y la Cámara Gessel. “La víctima tiene que esperar entre cuatro y seis meses para que vea al médico cuando eso tiene que ser inmediato porque las pruebas se pierden”, indicó.

Por último, pidió que sus casos “sean escuchados por la gente que trabaja en la justicia”. “Entendemos que hay poco personal, pero hay cosas que tienen que cambiar. Hoy la gente se está animando a denunciar los abusos, pero todo esto es tan lento que no se termina de resolver. Una víctima no puede esperar tanto tiempo para poder declarar o cuatro años para que se detenga a su abusador”, enfatizó.