Portada » Masacre de Wilde: Pidieron prisión perpetua y la detención de los ex policías acusados

Masacre de Wilde: Pidieron prisión perpetua y la detención de los ex policías acusados

Compartir la nota

La fiscal Viviana Simón solicitó este miércoles que se condene a a prisión perpetua  a 7 ex policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús, por la denominada Masacre de Wilde, ocurrido el 10 de enero de 1994 y en la que fueron acribillados por balas policiales cuatro hombres que se movilizaban en dos autos. Además, solicitó que, por la pena en expectativa, se los detenga.

Durante casi una hora y media de alegato, Viviana Simón, fiscal de juicio de la Masacre de Wilde argumentó sobre los puntos más relevantes del por qué los ex policías Osvaldo Lorenzón, alias “El Pollo” (69), Eduardo Gómez (61), Roberto Mantel (65), Pablo Dudek (76), Julio Gatto (56), Marcelo Valenga (59) y Marcos Rodríguez(59) deben ser sentenciados a prisión perpetua por los delitos de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, en perjuicio de Edgardo Cicutin, Norberto Corbo, Gustavo Mendoza y Enrique Bielsa, y tentativa de homicidio por el caso de Claudio Díaz, sobreviviente de la balacera.

La fiscalía pidió, por otra parte, que si el veredicto del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora es condenatorio que se ordene la inmediata detención de los acusados.

El único imputado que no se encontraba en la sala de debate al momento del pedido de la fiscal fue Pablo Dudek por un problema de salud. Su defensora Liliana Martínez explicó al tribunal que se encuentra internado en terapia intensiva.

El alegato comenzó cerca de las 9.30 de la mañana en la Sala Grande de juicios en la planta baja de los Tribunales de Lomas de Zamora y fue seguido con atención por los familiares de Edgardo Cicutín y Norberto Corbo, quienes estaban entre el público junto con Claudio Antonio Díaz, quien resultó ileso en la masacre. Díaz se mostró  conmovido con los argumentos expuestos por la fiscalía. La audiencia también fue transmitida a través del canal de YouTube de la Suprema Corte bonaerense.

En el inicio de los alegatos, la represente del Ministerio Público repasó los lugares de donde partieron las víctimas ese día y hacia dónde se dirigían, y por otro lado, el destino de los imputados quienes, según el testimonio de José Miguel Ojeda, jefe de la Brigada de Investigaciones de Lanús de aquel entonces, “salieron a las calles en varios vehículos particulares para patrullar la zona de Wilde en prevención de delito, justificando la zona ajena a su jurisdicción, con el pedido de comerciantes que pedían resguardo”.

Luego se refirió al momento de los hechos y afirmó que “los imputados los estaban esperando (a los autos) y cuando llegaron a Wilde efectuaron disparos de arma de fuego hacia los mismos sin advertencia alguna y sin responder a ninguna provocación” y agregó: “Un testigo mencionó que momentos antes de los homicidios un vehículo circuló reiteradas veces por una calle próxima a donde luego ocurrieron los hechos, es decir, los estaban esperando”.

Simón hizó hincapié en dato y testimonios para establecer un conocimiento previo entre dos de las víctimas – Gustavo Mendoza y Enrique Bielsa – y algunos de los integrantes de la Brigada. «No hicieron un operativo de detención. Los imputados llevaron adelante una ejecución sumaria», aseguró la fiscal.

En otro tramo de su exposición, la fiscal afirmó que es «imposible» afirmar que hubo un enfrentamiento como intentaron introducir los imputados. “No existieron disparos contra la policía porque en ninguno de los vehículos (el Dodge 1500 conducido por Díaz que se dirigía a trabajar y el 505 del remisero Corbo) perseguidos por la policía había armas”, afirmó y añadió: “De qué confusión nos hablan”.

Asimismo, indicó que se intentó sostener durante 28 años, que las muertes se produjeron en el marco de “un enfrentamiento de los ocupantes del Peugeot 505 y que los mismos portaban armas de fuego para introducir que fue en defensa”.

Por otro lado, sostuvo que los imputados se declararon ajenos a los disparos “descargando toda la responsabilidad de la muerte de Edgardo Cicutin en Marcos Rodríguez”. Rodríguez se mantuvo prófugo 20 años, hasta el 2014.

Este jueves será el turno de Ciro Annichiarico, abogado de la viuda de Edgardo Cicutín, quien realizará su alegato a partir de las 9.

La Balacera

La “Masacre de Wilde” ocurrió el 10 de enero de 1994, cuando policías de la entonces Brigada de Lanús persiguieron a los ocupantes de dos autos, presuntamente al confundirlos con un grupo de delincuentes que buscaba y los asesinaron a balazos.

Las víctimas fueron el remisero Norberto Corbo y sus pasajeros Claudio Mendoza y Enrique Bielsa, quienes viajaban a bordo de un Peugeot 505, y el vendedor de libros Edgardo Cicutin, que se trasladaba en un Dodge 1500, conducido por Claudio Díaz, el único sobreviviente del ataque.

De acuerdo a los peritajes, ambos vehículos y las victimas recibieron más de 300 impactos de bala calibre 9 milímetros disparados con pistolas y al menos un subfusil Uzi.

Los policías, en tanto, no sufrieron heridas ni esos autos se registraron impactos de bala. Por eso en la instrucción inicial se descartó la hipótesis de un enfrentamiento armado.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.