Lomas: Piden prisión perpetua para el acusado del femicidio de Delfina Quispe

Una fiscal solicitó que se condene a la pena de prisión perpetua a Alfredo Agustín Noriega, un hombre acusado del femicidio de su pareja, Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre, de 51 años, quien falleció luego de recibir varios golpes en distintas partes del cuerpo en diciembre de 2018, en una habitación del hotel alojamiento Acapulco de Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora.

La pena máxima fue solicitada este lunes por la fiscal Marcela Dimundo al considerar que se trató de un “homicidio agravado por el vínculo en contexto de violencia de género”, mientras que la defensa pidió la absolución, tras lo cual el imputado reiteró ser inocente en sus “últimas palabras”. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora fijó para el próximo lunes la lectura del veredicto.

“Hay certeza respecto del hecho ocurrido el 16 de diciembre de 2018, en la franja horaria que va desde las 23 a las 01.00, en el interior del hotel Acapulco, donde Alfredo Agustín Noriega, con el fin de causar la muerte de su pareja, con la cual había convivido varios años y tenía tres hijos, le efectúa varios golpes en el cuerpo ocasionándole lesiones traumáticas, asfixiándola mediante la comprensión del cuello lo que le provocó su fallecimiento, todo esto realizado en un contexto de violencia de género”, expresó Dimundo al inicio de su alegato ante el tribunal.

Entre las pruebas que vinculan al acusado con el hecho, la representante del Ministerio Público Fiscal, citó el testimonio de los hijos de la víctima, quienes durante la primera jornada del juicio oral declararon que su madre salió de su casa para encontrarse con Noriega y el análisis del celular de hombre donde quedó registrado que víctima y victimario, ese 16 de diciembre habían quedado en encontrarse a las 19.30.

Por otro lado, la circunstancia en que los hijos de la víctima llegan al hotel Acapulco, ubicado en Cosquín 778, en Villa Centenario, alertados por el llamado de la hermana del acusado quien les avisó que la pareja había sufrido un supuesto accidente en el lugar; el mensaje que el acusado le envió a su hijo tras el hecho; las fotos que se tomó con su pareja después del hecho y las denuncias previas por violencia de género hacia su pareja y sus hijos.

Durante su alegato, la fiscal, indicó que está probado que fueron pareja durante muchos años y que fruto de esa unión nacieron sus hijos. En el momento del hecho, no convivían, pero estaban en una “relación de noviazgo”. “El sujeto activo es un hombre y la víctima del homicidio es una mujer y, no es cualquier mujer, es la mujer que soportó durante años la violencia. Por todo esto, solicito que se analice el caso desde la perspectiva de género y que al momento de fallar sea veredicto condenatorio”, requirió Dimundo.

Entre los agravantes, remarcó la crueldad exteriorizada en el homicidio, la circunstancias de fotografiar momentos previos y posteriores al homicidio. “Fotografías que nunca tendrían que haber llegado a los ojos de sus hijos porque esto causa mayor dolor, hay una mayor crueldad del homicidio, así como el mensaje dirigido por el acusado a sus hijos luego del hecho ‘para que aprendan a respetar’”, aseguró Dimundo.

Asimismo, la representante del Ministerio Público, manifestó que según los estudios psiquiátricos, “el imputado no presenta ninguna enfermedad, ni trastorno mental, no es una persona peligrosa para sí mismo o para terceros y pudo comprender la criminalidad de su actos y dirigir sus acciones acorde a su comprensión”.

En tanto, la defensora Paula Rodríguez, solicitó la inconstitucionalidad de la prisión perpetua y pidió la absolución del acusado, al argumentar que “no se pudo determinar quién estuvo en el interior del hotel ese 16 y 17 de diciembre de 2018 y quien le quitó la vida a Quispe, porque no hubo cámaras se seguridad ni testigos presenciales del hecho”.

En el momento de expresar sus últimas palabras, en el juicio oral que se realizó a través de la plataforma Microsoft Teams, el imputado, manifestó: “Lo único que quiero decir es que soy inocente”.

Al finalizar los alegatos, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 anunció que la semana próxima se conocerá el veredicto.