Portada » Lomas: piden 35 años para un hombre que mató a su hija embarazada

Lomas: piden 35 años para un hombre que mató a su hija embarazada

Compartir la nota

Un fiscal de Lomas de Zamora solicitó este jueves 35 años de prisión para a un hombre de 66 años acusado de matar a su hija embarazada en medio de una pelea vecinal en un hecho ocurrido en agosto de 2017, en la localidad de Carlos Spegazzini, en el partido de Ezeiza. En la riña también murió un hombre y tres personas resultaron con heridas de gravedad.
La pena fue solicitada por el fiscal Andrés Procopio para Alberto Esteban Montenegro (66) para quien pidió 35 años de prisión por el delito de “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego, homicidio agravado por el empleo de arma de fuego en grado de tentativa reiterados tres hechos y homicidio culposo, todos en concurso real entre sí”.
El representante del Ministerio Público también requirió al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora que condene a Carlos Alberto Albarracin (31) -yerno de Montenegro- a la pena de 20 años de prisión por resultar partícipe necesario de los delitos de “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego y homicidio agravado por el empleo de arma de fuego en grado de tentativa reiterados tres hechos”.
Antes de la lectura de los alegatos Procopio realizó una modificación en el caso de Montenegro. Explicó que el hecho venía elevado por dolo eventual y lo encuadró como homicidio imprudente. En ese sentido, detalló que la fiscalía considera que el hombre accedió al lugar de los hechos para salvaguardar la vida de su hija y la su hijastro.

Los argumentos de la fiscalía

Para la fiscalía, el terrible desenlace se originó por una discusión que Emanuel Navarro –hijastro de Montenegro- protagonizó con una persona desconocida a dos cuadras de su casa, la tarde del 18 de agosto de 2017, y donde intervino la policía. Luego de ese suceso, Damián Aragon, según su declaración en la primera audiencia, se dirigió a un kiosco a «comprar marihuana”.
En ese momento, es interceptado por una persona que habría visto en una oportunidad y esta persona sería Navarro, quien empezó a insultarlo y en un momento determinado sacó un machete. Aragon inmediatamente se alejó del lugar pero Navarro lo siguió.
Cuando advirtió que el sujeto armado lo estaba persiguiendo pidió ayuda a uno de sus hermanos. Luego tomó un caño y se dirigió contra Navarro, quien de un golpe quedó tendido en el piso. En ese contexto, Sabrina Pacheco ingresó a la casa de su suegro Alberto Nicolás Aragon y pidió ayuda. Ambos intentaron llevarse a Damián y a su hermano.
Cuando parecía que todo había finalizado se acercó Soledad Montenegro -hermana de Navarro- insultando y arrojando piedras contra los Aragon. Pacheco intervino y le pidió a Soledad que dejara de insultarlos y que termine con la pelea. La tomó de los brazos, ambas empezaron a forcejear y ahí apareció el Ford Falcon conducido por Carlos Albarracin acompañado de su suegro Montenegro y la esposa de este. Montenegro descendió del auto y empezó a efectuar “disparos certeros” contra la familia Aragon.
Los primeros disparos fueron dirigidos contra Sabrina Pacheco quien estaba forcejeado con Soledad. Soledad con los brazos en alto le pidió a su padre que se detenga.
Cuando todo terminó, los Navarro-Montenegro subieron al auto y se dirigieron al hospital con Soledad, embarazada de siete meses, herida en el abdomen por los disparos de su padre.
Para la fiscalía, todos los disparos de Montenegro fueron certeros a personas que él individualizó y en zonas que podían desestabilizar. “En los cuatro casos Montenegro tiró a matar”, indicó Procopio. A su vez, consideró que sin la participación de Albarracín (conductor del auto) el hecho no se hubiera producido. “Lo fueron a buscar cuando empezó la pelea y él sabía que su suegro estaba armado”, aseguró.

El pedido de los defensores

La abogada de Montenegro, Carla Arrighi, pidió la absolución y en caso de que el tribunal no comparta el pedido, que se considere que la conducta de Montenegro encuadra en la legítima defensa “tanto de su persona como de los integrantes de su familia”.
De manera subsidiaria, la defensora planteó que si el tribunal considera que Montenegro es el autor de los disparos se aplique el exceso en la legítima defensa y el mínimo de pena.
El defensor de Albarracin, Diego Farías pidió la absolución. Según Farías, Albarracin estaba durmiendo cuando su suegra lo fue a buscar para que ayudara a su hija herida de bala. “En ningún momento tuvo la voluntad de prestar ese aporte para llevar adelante esa acción. El solo obedeció al pedido de auxilio de su suegra para sacar el vehículo y auxiliar a su cuñada”, señaló.
La semana próxima habrá una nueva jornada donde se escucharán las últimas palabras de los acusados y luego se definirá la fecha de lectura de sentencia.

El caso

Según la acusación, el hecho ocurrió cerca de las 3 de la madrugada del 19 de agosto de 2017 cuando Alejandro Damián Aragon caminaba por la calle Roca y unos metros antes de llegar a su domicilio ubicado en la calle Roca al 400, de la localidad de Carlos Spegazzini, es interceptado por Emanuel Maximiliano Navarro quien estaba acompañado por otro sujeto. Ambos jóvenes iniciaron una pelea por causas que se desconocen. En ese contexto, Aragon sale corriendo para su domicilio, toma un caño y lleva al resto de la familia para continuar con la pelea.
En un momento dado, aparece un rodado Ford Falcon color verde y blanco conducido por Carlos Alberto Albarracin acompañado por otro sujeto que posteriormente fue identificado como Alberto Esteban Montenegro, quien se encontraba armado. Siempre según la acusación, con la intención de causar la muerte, este último desciende del vehículo y comienza a disparar con el arma de fuego que portaba calibre 9 mm, apuntando a los cuerpos de Damián Alejandro Aragon, Alberto David Aragon, Alberto Nicolás Aragon, Sabrina Elizabeth Pacheco.
Un proyectil impactó en la pierna derecha de Alejandro Aragon, otros dos proyectiles en ambas piernas de Alberto David Aragon, cuatro proyectiles más en ambos brazos de Sabrina Elizabeth Pacheco, pareja del segundo. Alberto Nicolás Aragon, el padre de los jóvenes, recibió un proyectil en el abdomen y a consecuencia de esa lesión murió semanas después.
En el lugar también se encontraba Soledad Montenegro –hija de Alberto Esteban Montenegro y hermana de Navarro- quien al intentar evitar que su progenitor siga disparando recibe por lo menos un disparo de arma de fuego en el abdomen.
Luego el agresor subió al vehículo y junto con el conductor Carlos Albarracin, Emanuel Navarro y Soledad Montenegro se retiraron del lugar del hecho. Por las lesiones recibidas posteriormente se produce la muerte de la joven y del feto que gestaba.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.