Lomas: Hace diez años mató a su pareja, lo condenaron y está prófugo

A diez años del femicidio de Ivana Correa, una joven de 23 años rociada con alcohol y quemada durante una discusión con su pareja en enero de 2011, en la localidad de El Jagüel, de Esteban Echeverría, la  madre de la víctima exige que la justicia busque al femicida condenado a 18 años de prisión y prófugo hace 6 años.

El 24 de junio de 2014, Roberto Almirón fue condenado a 18 años de prisión por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4  de Lomas de Zamora por asesinar a Ivana. Un año después, la Cámara de Casación convalidó la condena de primera instancia. Poco después, la defensa presentó un hábeas corpus ante la Sala III de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora y los jueces lo dejaron libre. Luego de eso, Almirón se fugó. En diálogo con DiarioConurbano.com, Liliana Correa, la madre de la víctima, manifestó: “Me dicen que lo están buscando, pero que no lo encuentran. Mi sensación es que no lo están buscando”.

A Liliana le cuesta creer que Almirón pueda estar tanto tiempo oculto y que la justicia no lo encuentre. “A mí el juez me dijo que él nunca salió de la Argentina, pero yo creo que se fue. Sabemos que en algunos países como Paraguay se entra caminando, así que todo es posible”, afirmó la mujer.

En ese sentido, la madre de la víctima, imploró: “Quiero que los jueces que hicieron esto reflexionen, porque la Sala III de la Cámara de Apelaciones de Lomas fue quien lo liberó. El juez que lo metió preso me dijo que tenía que reclamar a la Sala III, porque alguien presentó un hábeas corpus y lo soltaron”.

Ivana era madre de dos niños que hoy tienen 11 y 17 años. “Necesito justicia por la madre de mis nietos. Siento que se lavaron las manos con el caso de mi hija. Pasaron diez años y no tengo noticias de su asesino y no estamos hablando de un hombre que tenía plata como para hacer lo quiera”, expresó Liliana.

El hecho ocurrió en la madrugada del 23 de enero en una casa del barrio Coca-Cola, de la localidad del Jagüel, donde se generó una discusión entre Ivana y Almirón. En ese contexto, la joven terminó rociada con alcohol y quemada en la cara y el torso completo.

Almirón la envolvió con una sábana y la llevó al hospital de Monte Grande. Si bien el hombre declaró que la joven intentó suicidarse, la madre de la víctima denunció que fue él quien la atacó. Ivana falleció días después, en el hospital San Martín, de La Plata, donde fue trasladada porque su cuadro se había agravado.