Portada » En el primer juicio por jurados de Lomas se declaró “culpable” al acusado de un robo

En el primer juicio por jurados de Lomas se declaró “culpable” al acusado de un robo

Compartir la nota

Un jurado de doce ciudadanos declaró “culpable” a un hombre acusado de robo con armas en el primer juicio por jurados que se desarrolló en los Tribunales de Lomas de Zamora. El hecho que se analizó en el debate oral que se extendió durante todo este lunes ocurrió en enero del año pasado en Banfield.


 

 

 

 

 

Por Mabél Cáceres

Algunos de ellos pisaron por primera vez los Tribunales de Lomas; otros sintieron temor, otros, incomodidad; y casi todos una importante cuota de responsabilidad. Los doce integrantes del primer jurado de ciudadanos que tuvo Lomas de Zamora declararon – por mayoría – “culpable” a un hombre acusado de un robo con armas ocurrido en Banfield.

El presidente del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, Fernando Bueno, encuadró el hecho como “robo con arma cuya aptitud no se puede determinar”. El monto de la pena se conocerá este jueves, a partir de las 10 de la mañana, en los Tribunales de Lomas.

El primer juicio por jurados de Lomas fue seguido por gran cantidad de pública, la mayoría de ellos funcionarios judiciales que pronto deberán intervenir en este tipo de procedimiento. Estuvieron presentes, entre otros, el fiscal general Enrique Ferrari – que acompañó al fiscal de juicio – y el defensor general de Loma de Zamora, Germán Bauché.

“Me voy satisfecho. El jurado consideró mi teoría del caso, la aceptó. Simplemente hubo una diferencia y es que consideraron que el arma no estaba probada en exactitud, supongo que no habrán considerado creíble la parte de los disparos, pero el pueblo se expresó y esa es la decisión”, afirmó el fiscal de juicio Guillermo Morlacchi a Diarioconurbano.com.

El fiscal mantuvo la acusación con la que había llegado a juicio el imputado – Walter Fabián Acuña Prost – que era la de homicidio agravado por el uso de armas.

Por su parte, el abogado de Acuña Prost, Lucas Bianco, solicitó que se considerara que no estaba probado el uso de armas y el hecho se calificara como un robo simple en grado de tentativa.

“Se registraron falencias en la implementación de este tipo de juicio”, se quejó el abogado Bianco. En este sentido, lamentó que el juez y los secretarios “hayan tenido que notificar a casi 50 testigos, algunos de los cuales ni siquiera se presentaron”.

También cuestionó la actitud de algunos jurados porque “desde un principio estaban molestos y querían irse”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el letrado destacó la “apertura y buena predisposición del TOC, a pesar de las complicaciones y de ser el primer juicio por jurados en Lomas”. En cuanto a la decisión del jurado dijo no compartirla aunque rescató que “la participación de los ciudadanos ha corrido del pedestal en el que se creían muchos jueces”.

Bianco señaló que “en un juicio común, sin jurados, mi defendido hubiese sido condenado por homicidio agravado”. Y añadió que “el juez tomó una decisión intermedia entre lo planteado por la defensa y la fiscalía”  

En el procedimiento del nuevo debate oral, luego de recibir el sobre de manos de uno de los jurados con la decisión de culpabilidad, el juez Fernando Bueno dispuso encuadrar el delito de la condena como robo con arma “cuya aptitud para el disparo no se puede determinar”

El hecho que se juzgó fue un robo denominado "entradera", donde la víctima fue abordada por varios sujetos cuando intentaba guardar su auto en el garaje de su casa luego de haber salido a hacer una compra al barrio.
Los delincuentes amenazaron al hombre con armas de fuego y lo obligaron a subir a su propio vehículo, en el asiento trasero, mientras uno de los ladrones tomó el volante, otro iba de acompañante y el tercero lo llevaba amenazado.
Luego de algunas cuadras los integrantes de un móvil policial que habían sido advertidos del robo comenzaron una persecución y, tras algunos disparos (durante el juicio la defensa negó que los autores hayan disparado) la Policía logró aprehender al delincuente que iba en el lado del acompañante.

UN LARGO DÍA 

La jornada comenzó muy temprano en los Tribunales lomenses. Alrededor de las 8.30 desde TOC 1 informaron que a esa hora ya había “asistencia casi perfecta”. Sólo faltaban siete postulantes.

Más tarde, a la sala de audiencias más grande de Tribunales, ubicada en la planta baja del edificio de Larroque y ex Camino Negro – previamente registrados – ingresaron  40 testigos de los 48 citados. Se sentaron en las primeras filas y esperaron la selección.

Con una sala con bastante público, a las 10,10 el juez Fernando Bueno tomó juramento a los postulantes para el jurado. Los ciudadanos recibieron un instructivo y se les indicó las reglas del proceso.  En tanto, aquellos testigos que presentaban algún tipo de impedimento para participar de la audiencia levantaron la mano y explicaron su situación.

Luego de un cuarto intermedio donde se procedió al sorteo de postulantes, se seleccionaron 18 ciudadanos: 12 titulares (6 mujeres y 6 hombres) y 6 suplentes (tres mujeres y tres hombres). Los no seleccionados se retiraron inmediatamente.  Una vez notificados sobre la imputación del  acusado, comenzó la audiencia.

Los jurados, con lápiz y papel en mano para utilizarlo como borrador, solo podían observar y levantar la mano en caso de que tuvieran alguna duda. No estaban en condiciones de hacer preguntas, ni de hablar entre ellos.

Si bien la audiencia se llevó a cabo con total normalidad, en un momento se interrumpió porque un jurado suplente se descompensó. Inmediatamente entró un médico para atenderlo, pero no pudo continuar. A raíz de ese episodio, el juez Bueno decidió seguir con  cinco integrantes en el  jurado suplente.

En el juicio declararon cuatro testigos – entre ellos la víctima del robo- , los suboficiales Carlos Leguizamón y Jorge Gómez, ambos  prestaban servicio en el momento que ocurrió el hecho, y una profesional que realizó el reconocimiento médico al imputado el 14 de enero de 2014 cuando tuvo lugar el robo. En el caso de los funcionarios policiales, estos reconocieron al acusado. Además, del certificado de reconocimiento médico, se presentó como prueba el comprobante de la documentación del auto de la víctima.

En el caso del imputado, su abogado Lucas Bianco anunció que los tres testigos que tenía su cliente no se presentaron a declarar.

Luego de un cuarto intermedio,  el juez Bueno, el fiscal de la Morlacchi y el defensor Bianco acordaron las instrucciones finales a los jurados. Entonces,  los 12 ciudadanos que ejercían una potestad judicial se reunieron para tomar la decisión final.

Sólo eligieron los 12 jurados titulares. El veredicto –culpable o inoc
ente- tenía como requisito: 10 votos para llegar a un veredicto de “culpabilidad”, con 8 votos  o menos existía “no culpabilidad”, y con 9 votos, la decisión recaía en el juez. De los 12 jurados, 10 votaron por la “culpabilidad”.

De esta manera, los 12 ciudadanos tuvieron un día muy largo en los Tribunales – el proceso terminó pasadas las 18 – que nunca olvidarán. Lentamente, los engranajes del sistema judicial, en este caso el de Lomas, deberán ir aceitándose para que adaptarse a este nuevo procedimiento de enjuiciamiento.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.