Portada » Doble crimen de Budge: Un sobreviviente complicó al principal acusado

Doble crimen de Budge: Un sobreviviente complicó al principal acusado

Compartir la nota

El joven que la noche del doble homicidio salvó su vida milagrosamente aseguró que vio a uno de los de los imputados cuando disparaba desde un auto. Esos balazos terminaron con la vida de Ezequiel Galarza y Johanna García. También declararon los hermanos y la madre de uno de los acusados. Este miércoles continúa la audiencia de debate.


 

Por Mabel Cáceres

El testigo más importante de la jornada del juicio que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 por el crimen de Ezequiel Galarza y Johanna García, los adolescentes asesinados en 2013, cerca del boliche Petrus de barrio el Olimpo, en Lomas de Zamora, fue Daniel “Lupe” Galeano.

 

Galeano resultó herido en su  brazo izquierdo, la noche del 1° de abril de 2013, en cercanías del boliche Petrus. Varios testigos habían señalado en el debate que la agresión en el que perdieron la vida Ezequiel y Johanna estaba dirigida  a Galeano.

 

El joven relató ante el Tribunal, que el imputado Nicolás Ayala fue compañero suyo en colegio, pero que con el tiempo se distanciaron y cada vez que se cruzaban en el barrio tenían “peleas verbales”.

La víctima declaró que Ayala fue quien “efectuó los disparos”, y reconoció a Jonathan Enríquez, presente en la sala de audiencia, como el hombre que manejaba el auto.

También declararon David y Brian Enríquez, hermano de Jonathan, quienes se encontraban en el auto la noche del doble crimen y sobreseídos de la causa, Valeria Ayala (pareja de Brian y prima de Nicolás Ayala) y Alejandra Ávila, madre de los hermanos Enríquez.

 

David Enríquez recordó la posición que ocupaban en el vehículo los integrantes de la banda esa madrugada y reveló que vio cuando Ayala “sacó los brazos del auto y descartó el arma”.

 

En tanto, Brian Enríquez manifestó que “no escuchó los disparos” por el volumen de la música del auto, y aseguró: “Quedé en estado de Shock, porque nunca imaginé lo que sucedió”.

 

Por otro lado, Valeria Ayala, cuñada del acusado Enríquez fue citada por la defensa para “acreditar” que la banda de agresores  fue a buscarla a  su domicilio la noche del crimen.  

 

En ese mismo orden, la madre de los hermanos Enríquez, brindó detalles sobre el asado que habían realizado en su casa sus hijos y los amigos de estos, horas antes del episodio.

 

El juicio por el crimen de los adolescentes continuará este miércoles, a partir de las 10:30, con la declaración de más testigos.  


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.