Portada » Declaran culpable a un hombre que mató de un escopetazo durante un robo en Longchamps

Declaran culpable a un hombre que mató de un escopetazo durante un robo en Longchamps

Compartir la nota

Un jurado popular declaró culpable a un hombre por el homicidio de otro, perpetrado en agosto de 2020 en Longchamps, partido de Almirante Brown. La víctima fue asesinada de un escopetazo al ser asaltado en su casa por delincuentes que momentos antes habían robado dos caballos y golpeado a un vecino.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que Hugo Antonio Aguirre, de 36 años, fue declarado culpable por el delito de “homicidio con motivo y en ocasión de robo agravado por arma de fuego” en perjuicio de Gustavo Alderete, de 35 años. La semana próxima se realizará la audiencia de cesura, donde se determinará la pena correspondiente.

Aguirre y su amigo Pablo Fernando Oregioni, de 31 años, llegaron a juicio acusados por dos hechos: homicidio calificado criminis causae y robo agravado por el empleo de arma de fuego, que prevé una pena de prisión perpetua. Sin embargo, Aguirre recibió 11 votos sobre 12 del jurado popular y fue encontrado culpable por el delito de “homicidio con motivo y en ocasión de robo agravado por arma de fuego”. En tanto, para Oregioni el veredicto fue de “no culpable” por ambos hechos.

El debate se desarrolló durante tres días en la sala grande de juicios orales del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Estuvo a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 y presidido por el juez Marcelo Hugo Dellature.

El tribunal popular escuchó y observó la declaración de sobrevivientes, familiares y vecinos, personal policial, peritos y profesionales de la medicina.

El hecho

El hecho ocurrió en la madrugada del 3 de agosto de 2020 en una vivienda ubicada en el cruce de Calderón y Young, en una zona rural de la localidad de Longchamps, partido de Almirante Brown, donde cinco hombres ingresaron armados y golpearon al casero mientras le reclamaban las llaves para poder llevarse a los animales.

Según la acusación, los delincuentes se apoderaron de dos caballos que había en el lugar. Mientras eso sucedía, Hugo Antonio Aguirre y Pablo Fernando Oregioni se dirigieron a otro predio, donde dormía Gustavo Alderete y su pareja.

En ese contexto, los dos sujetos gritaban “Policía, policía… Abran” y fue cuando Alderete se asomó a ver qué pasaba. Cuando se dio cuenta de que se trataba de un robo, el hombre le pidió a su pareja que llame al 911. Ella no tenía señal y él buscó sostener la puerta y recibió un disparo que terminó con su vida. La mujer logró escapar y le pedió ayuda a una vecina.

Los alegatos de cierre

En su alegato de cierre la fiscal Marcela Dimundo planteó que se pudo determinar que la madrugada del 3 de agosto de 2020 cinco delincuentes, entre los que se encontraban Hugo Aguirre y Pablo Oregioni, llegaron juntos al campo.

A su vez, señaló que el homicidio está relacionado con el robo que los delincuentes estaban cometiendo en la vivienda del casero y también, no solo para facilitarlo, sino para logar la impunidad.

Remarcó que los imputados eran del barrio y que todos sabían que los que habían matado a Gustavo Alderete habían sido Hugo Aguirre y Pablo Oregioni. En ese sentido, recordó el testimonio de la pareja de la víctima, quien relató que no era la primera vez que los amenazaban y que ya habían efectuado disparos contra la vivienda en otro momento.

Para Dimundo, tanto Oregione como Aguirre son coautores porque mientras el primero rompía la ventana para ingresar, el otro efectúa el disparo y cuando sale la pareja de la víctima le dicen ‘andate, andate’.

Por su parte, Daniel Mazzochini, abogado de Aguirre, intentó sin éxito demostrar que el imputado nada tenía que ver con el caso. Mazzochini no solo trató de “mentirosa” a la pareja de la víctima, quien salvó su vida de milagro, sino que también cuestionó duramente la teoría presentada por la fiscalía.

Fuentes relacionados a la causa, señalaron que la estrategia de la defensa se basaba en la autoincriminación en el hecho de un menor de edad con algún tipo de de retraso mental. A este chico se le inició una causa por este hecho, aunque luego la justicia lo terminó absolviendo. La hermana del joven declaró en el juicio que estaba amenazado.

A su turno, Mariano Adrián Pomares, defensor de Oregiani, argumentó que el acusado fue “utilizado” por sus antecedentes penales. Como ya lo había hecho en los alegatos de apertura, el letrado disparó contra la policía y aseguró que desde un principio la investigación fue “direccionada” hacia Oregioni.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.