Portada » Con un caso de robo con armas, empieza el primer juicio por jurados en Lomas

Con un caso de robo con armas, empieza el primer juicio por jurados en Lomas

Compartir la nota

Doce ciudadanos serán los protagonistas principales del primer juicio por jurados que se realizará en los Tribunales de Lomas de Zamora. Será este lunes y los jurados deberán determinar si un hombre que llega acusado de un robo con armas es culpable o inocente. Hay mucha expectativa en funcionarios y empleados judiciales en torno a esta primera experiencia ya que con los meses será algo más cotidiano en el fuero penal.


 

 

 

El juicio por jurados estará a cargo del presidente del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Lomas de Zamora, Fernando Bueno.  En el debate oral se analizará la responsabilidad de Walter Fabián Acuña Prost en un robo agravado por el uso de armas el 24 de enero del año pasado en Banfield.

Durante la última semana, el personal del TOC 1 estuvo trabajando para acondicionar la sala de audiencias más grande de los Tribunales de Lomas ubicada en la planta baja del edificio de Larroque y el ex Camino Negro.

La jornada comenzará muy temprano cuando lleguen los 42 testigos citados. Tendrán una reunión con el juez Bueno, el fiscal Guillermo Morlacchi y Lucas Bianco, defensor particular del imputado. Allí, se les harán preguntas generales y quedarán seleccionados 18: 12 titulares y 6 suplentes.

A esos jurados titulares se le explicará de qué se lo imputa al acusado y recién entonces comenzará la audiencia. Se estima que el veredicto – culpable o inocente se conocerá este mismo lunes o el martes.

El nuevo sistema se encuentra, por ahora, con la resistencia de algunos funcionarios que aseguran que – por una cuestión de espacios – es muy difícil de implementar en tribunales como el de Lomas de Zamora.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

 

 

El juicio por jurados es obligatorio para aquellos delitos cuya pena ”en abstracto” supere los 15 años de prisión. En este grupo entran los homicidios simples, agravados, feticidios, abusos sexuales con acceso carnal y gravemente ultrajantes, entre otros delitos graves. En estos casos, el imputado es informado y puede desistir del juicio por jurados. Si no lo hace, el proceso avanza.

En tanto para delitos con penas menores a los 15 años es el propio imputado quien puede solicitar el juicio por jurados.

El proceso requiere la citación de 42 personas el mismo día del juicio oral. Antes del debate, el juez – en este procedimiento actúa un magistrado sorteado entre los que componen el tribunal – les explica el procedimiento, mientras que el fiscal y el defensor pueden recusar a los jurados hasta que queden 12 y 6 suplentes.

En función de lo que escuchan en el debate, los jurados deben decidir si el imputado es culpable o inocente. En el caso de declararlo culpable, el juez encuadra jurídicamente el delito y fija la pena. Si se entiende que es inocente, no interviene el magistrado ya que no puede modificar la decisión.

El año pasado la Suprema Corte de Justicia bonaerense realizó un sorteo en el que fueron designados como jurados 4.879 son hombres y 4.613 mujeres. Lomas de Zamora es el departamento judicial con mayor cantidad jurados designados con 1.530 personas.

Podrán ser jurados sólo a personas de entre 21 y 75 años que no tengan causas penales, que no sean policías, abogados ni escribanos.
Tampoco podrán ser convocados los funcionarios públicos, procuradores, ministros de culto religioso, autoridades de partidos políticos, integrantes del Servicio Penitenciario, exonerados de la administración pública y condenados o procesados por delitos dolosos.
Al ser citado al juicio, cada ciudadano recibirá un instructivo y se les indicarán las reglas del proceso, cómo se evalúan las pruebas y el ámbito de su decisión, que deberá estudiar para llevar adelante la tarea de determinar si el imputado del proceso es culpable o inocente.
Al finalizar el debate, el jurado deberá reunirse a solas por un plazo máximo de dos días y dar un veredicto que debe tener 10 votos del total de 12 para determinar la culpabilidad o inocencia y luego un juez impondrá la pena.
Entre los requisitos para ser jurado, también figuran ser argentino o haberse naturalizado hace más de cinco años, y ser apto física y psíquicamente.
Si un miembro del jurado posee un problema que le impide atender a la convocatoria, deberá presentar su caso al juez y eventualmente podrá ser reemplazado por alguno de los jurados suplentes.
Los jurados podrán excusarse en caso de tener relación con la persona enjuiciada, y, para garantizar imparcialidad, la defensa o la fiscalía podrán recusarlos.
 

 

 


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.