Portada » Aún hay seis prófugos por el secuestro del joven panadero de Banfield

Aún hay seis prófugos por el secuestro del joven panadero de Banfield

Compartir la nota

Calderon CaraLa Policía Bonaerense busca aún a por lo menos 6 delincuentes que permanece prófugos, tras participar el pasado martes 2 de febrero del secuestro del joven panadero de Banfield, Daniel Calderón, a quien mantuvieron en cautiverio durante 3 días. Hasta el momento, hay una pareja detenida, que custodiaba a la víctima cuando fue liberada por el grupo Halcón, en una vivienda ubicada cerca de los Tribunales de Lomas.

“No fue un secuestro al voleo. Estas personas (por los secuestradores) conocían los movimientos de la familia e incluso le hicieron referencia a Daniel de un robo que había sufrido en la panadería de la calle Maipú en Banfield, en diciembre último”, contó Esteban Gutierrez, abogado de la familia de la víctima.

En contacto con DiarioConurbano.com, el letrado dijo que “en total participaron del secuestro y el cautiverio entre 8 y 10 personas”. Hasta el momento, sólo un hombre y una mujer permanecen detenidos.

Según se estableció en la investigación, Calderón fue trasladado de un lugar de cautiverio cercano a la Universidad de Lomas de Zamora a una vivienda ubicada en la calle Gaito, cerca de los Tribunales de Lomas, donde fue rescatado.

“Hay una gran cantidad de personas que aparecen en las escuchas telefónicas que se hicieron en la investigación”, señaló Gutierrez. Y agregó que el “error” de los secuestradores, que precipitó el favorable final para la víctima, fue haber utilizado un teléfono de línea en las llamadas de negociación.

El Departamento de Interceptación y Captación de las Comunicaciones (DICOM), dependiente de la Procuración General de la Nación tuvo un rol clave en la resolución del secuestro de Daniel Cabrera.

Según informó el portal de la Procuración, fiscales.gob, “en las primeras horas del 3 de febrero, la Fiscalía Federal N°2 de Lomas de Zamora a cargo de Sergio Mola (secretaría de Juan Pablo Arci) le dio intervención al DICOM a través de su Unidad de Escucha Directa (UNED) para proceder a la interceptación de diversas líneas telefónicas vinculadas al hecho. Para ello, fue fundamental la fluida comunicación que se estableció entre los distintos actores que colaboraban con la investigación del fiscal Mola, la tramitación rápida de todos los pedidos de interceptación y de titularidades e información asociada que permitió obtener datos claves para orientar la pesquisa y el despliegue operativo de la fuerza policial interviniente: de hecho, se trabajó y procesó en simultáneo el tráfico de comunicaciones de más de 23 líneas telefónicas”.

El joven fue trasladado durante el cautiverio a otras ubicaciones. El seguimiento y la georreferenciación se nutrió de la información de las celdas obtenidas y del análisis de las comunicaciones que se registraron. Todo esto aportó datos claves para determinar a los posibles autores del hecho y cerrar el cerco sobre la zona donde se hallaba la víctima.

En relación al allanamiento que culminó con el rescate del secuestrado, también allí se trabajó en forma coordinada para organizar los recursos y prestar la colaboración efectiva “a fin de encarar la delicada medida que implicaba irrumpir en un domicilio a fin de rescatar sano y salvo a Daniel Calderón”, señalaron desde la DICOM, que es dirigida por la fiscal Cristina Caamaño.

Los únicos dos detenidos que por el momento tiene la causa son Javier Alberto Herrera (30) y Cristina Beatriz Frías (39), un matrimonio que vive en la casa de la calle Constancio Gaito 621, de Lomas de Zamora, donde Calderón fue rescatado en un golpe táctico del grupo Halcón de la policía bonaerense.

En la causa interviene el juez Alberto Santa Marina, titular del Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora.

Daniel Calderón, de 23 años, fue secuestrado el  martes 2 de febrero alrededor de las 23.20, a metros de la panadería «Las Violetas», de Banfield, propiedad de su padre. El joven tenía otra panadería en el centro de esa localidad, en Maipú al 100.

Los delincuentes se movilizaban en dos vehículos, un Renault Sandero Stepway y un Chevrolet Onix gris, con los que le cortaron el paso.

Los secuestradores se llevaron a Calderón privado de su libertad en uno de los autos y, de inmediato, se comunicaron con su padre para solicitar un rescate de dos millones de pesos.

Tres días más tarde, gracias a las tareas investigativas del fiscal Mola y los detectives antisecuestros de la CDI, Calderón fue rescatado por la policía en su lugar de cautiverio sin que se pagara el rescate.

Tras su liberación, Calderón contó a la prensa que vivió «un calvario», que lo golpearon duramente y que hasta tuvo que beber agua de una alfombra que había en el piso de la pequeña habitación del garaje de la vivienda donde lo tenían atado con sogas y tirado en un colchón.


Compartir la nota

Desde 2013 informándote sobre todo lo referido al conurbano bonaerense.

 

Siempre la más variada y mejor información.

Últimas noticias

Más leídas de la semana

@2022 – Todos los derechos reservados por Diario Conurbano Prohibida cualquier reproducción total o parcial.