Asesinó a su pareja en Monte Grande y lleva más de 7 meses prófugo

Desde más de 7 meses Silverio Olmedo Muñoz está prófugo. El 15 de diciembre de 2020 asesinó de varias puñaladas su pareja, Rosana Catalina Domínguez, en la vivienda que compartían en Monte Grande.

Fuentes de la investigación informaron a DiarioConurbano.com que el femicida prófugo es intensamente buscado y una de las hipótesis es que haya cruzado a Paraguay en forma ilegal.

“Este hombre tiene conocidos y familiares en Paraguay por lo que una posibilidad es que haya cruzado y esté oculto en ese país”, explicaron.

La preocupación de los familiares de la víctima crece por el paso del tiempo y la falta de novedades en torno al paradero de Olmedo Muñoz.

El femicidio ocurrió el 15 de diciembre de 2020, cerca de las 3.30, en una casa ubicada en la calle Evita al 2.100, esquina Olavarría, de la mencionada Monte Grande.

Fuentes policiales señalaron que, tras un llamado al 911, personal policial se dirigió al domicilio en donde se hallaba una joven que manifestó ser la hija del matrimonio que allí vivía.

En su relato, la chica dijo que ingresó a la vivienda y encontró a su madre, Rosa Catalina Domínguez (58), de nacionalidad paraguaya, tirada sobre el comedor, tapada con una manta y ya sin signos vitales.

En tanto, su esposo, Silveiro Olmedo Muñoz (53), también paraguayo, se encontraba ausente del lugar del hecho, expresaron los pesquisas.

Los investigadores precisaron que tras el análisis realizado por la Policía Científica, se estableció que la mujer presentaba varias heridas punzo cortantes en el cráneo producidas por un cuchillo.

La fiscal de la causa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, caratuló el expediente como “femicidio” y pidió comenzar con la búsqueda de la pareja de la víctima.

Tras entrevistarse con familiares, se estableció que había faltantes de documentación, dinero y prendas de vestir pertenecientes a Olmedo Muñoz.

En el lugar donde fue hallado el cuerpo había una mesa en la que la mujer se cree que estaba preparando milanesas al momento del ataque. En tanto, debajo del vehículo familiar se encontraron las llaves de la casa, con las que se cree que el hombre cerró la reja de la casa y luego las arrojó hacia adentro.

Los investigadores precisaron que el sospechoso estaba medicado porque sufría ataques de pánico. Un familiar de la víctima dijo que no había antecedentes de maltratos en el matrimonio y que ambos vivían desde hacía más de 20 años en la Argentina.

“En el matrimonio nunca hubo una pelea ni un antecedente de golpes. Eran siempre cariñosos con nosotros, nos invitaban a las fiestas, éramos muy unidos. Estaban organizando las fiestas y el cumpleaños de su hija”, aseguró un allegado a la pareja.

El familiar agregó que Olmedo Muñoz era empleado metalúrgico y que su esposa era empleada de hogar cama adentro de lunes a viernes, por lo que solo estaba en su casa los fines de semana, Además tuvieron dos hijos, que actualmente tienen 22 y 24 años.