Adrogué: La familia de Ezequiel Gauto exige que detenga a la mujer policía que lo mató

A casi un mes de la muerte de Ezequiel Gauto, baleado por una policía en Villa Betharram en Adrogué, en el marco de un intento de robo, la familia exigió que la oficial que disparó sea detenida. La Justicia separó la causa de la tentativa de robo de aquella en la que se investiga el homicidio del joven.  

En diálogo con DiarioConurbano.com, Yanet, hermana del joven, aseguró: “Que se haya separado el homicidio del robo es importante porque él nunca estuvo involucrado en ningún robo y nos dolió muchísimo que hayan querido manchar su nombre”. 

Según lo relatado, en la autopsia se reveló que Ezequiel “no pudo haber corrido tanto después de recibir ese disparo” ya que el impacto afectó gravemente su movilidad. 

“Por suerte se modificó eso pero queremos que se detenga a la policía porque si el que le hubiera disparado era un pibe normal, ya estaría preso pero como es un policía no”, opinó la hermana de la víctima.

Además la hermana del joven explicó que la policía “no fue la única responsable” ya que hay testigos que señalaron que hay más vecinos dispararon. “Ella dijo que fue en legítima defensa y que mi hermano le quiso robar. Se excusó. Pero sabemos que hay dos personas más que dispararon, dos vecinos más”, reveló Janet a este medio.

Por el momento, la familia aseguró que esta conforme con el camino que tomó la investigación ya que no se ubicó a Ezequiel como un ladrón y se identificaron las pruebas necesarias sobre el hecho. 

El asesinato ocurrió a principios de julio en las calles Diomede y Castagnino cuando la agente de la Policía Federal manejaba su Fiat Mobi. Mientras el joven estaba sentado en la vereda de una pizzería, los vecinos escucharon disparos, dos de los cuales impactaron en el cuerpo de la víctima.

En este sentido, Janet relató que “la autopsia no coincide con la declaración de la Policía” y que por ahora se encuentran a la espera de los informes de balística. “Estamos más tranquilas porque aportamos todo lo que teníamos para aportar, hay pruebas así que espero que la justicia haga lo que tenga que hacer y se aclare el tema”, manifestó la hermana de Ezequiel. 

Con respecto al accionar policial, Yanet apuntó que “se creen los dueños de la vida y la muerte”. “La policía está de servicio y no debería matar a los ciudadanos. Además ellos saben a donde apuntar, lo pueden reducir antes de matarlo”, aseveró la hermana de la víctima. 

Ezequiel, de 20 años, fue trasladado al Hospital Lucio Meléndez luego de recibir un disparo pero horas más tarde falleció como consecuencias de la herida de bala. Según la dueña de una pizzería, el joven estaba sentado en la puerta del local cuando sucedió el tiroteo.