Fuerte acatamiento del paro de trabajadores de la Sanidad en clínicas del Conurbano Sur

Este viernes los trabajadores de la sanidad pararon en todo el país durante cuatro horas por turno reclamando por un aumento salarial paritario del 45%. Después de movilizarse en la semana, la convocatoria para hoy fue ampliamente acatada y el Conurbano Sur no fue la excepción.

En comunicación con DiarioConurbano.com, el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) de zona sur, Sergio Oyhamburú, destacó que la medida tuvo “un alto acatamiento” en los diferentes sanatorios y clínicas a nivel nacional así como en el cono sur, y señaló que “la legitimidad del reclamo fue avalada por la concurrencia y la contundencia de la medida”.

El reclamo se hizo sentir en todo el país y el dirigente sindical manifestó que “ya todos los compañeros paran solos por la situación”. No solo a través de paralizar las tareas como había sido decretado por el Consejo Directivo, sino con la presencia de movilizaciones callejeras que acompañaron la demanda del sector de la sanidad.

Según lo que indicó Oyhamburú, en zona sur se logró un fuerte acatamiento. En el caso de Lomas en la Clínica Boedo y el Sanatorio Juncal. También pararon los trabajadores de la Clínica Modelo Lanús, la Clínica de los Camioneros, la Clínica de Monte Grande y el Sanatorio Itoiz. Además, participaron los psiquiátricos como la Clínica San Jorge, la Clínica Banfield y Psicopatológicos del Sur.

 

“Fue efectivo, fue enorme el acatamiento que se vivió en todos lados”, recalcó el secretario general de la CGT Regional y aseguró que van a “mantener la presión para alcanzar el objetivo”. Desde los comunicados que saca la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) se hace énfasis en dos consignas que engloban el pedido:  “Sin salarios no hay salud” y “Acá no afloja nadie”.

Hay que recordar que, tanto FATSA como la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), vienen reclamando hace meses la reapertura de paritarias y un aumento salarial del 45% para no perder con la inflación. Pero las cámaras empresariales no quieren negociar y la conciliación obligatoria -descrita como “injusta y desmedida” por el conductor de la FATSA Héctor Daer- venció ayer. Al no tener respuestas de los empresarios, los trabajadores de la salud acataron el paro de hoy.

Si durante el fin de semana no hay novedades, Oyhamburú anticipó que el lunes se reunirá nuevamente el Consejo Directivo Nacional para determinar “cómo seguir reclamando y de qué manera llevarán a cabo el Plan de Lucha”.

Por Agustina Sturla