Inédito: Un doble femicidio ocurrido en Lomas irá a juicio por jurados

A un año del doble femicidio de Marianela Lorelei Rivera (24) y su madre, María Laura Rivera (46), ocurrido en febrero de 2020, en el barrio Olimpo, la familia espera que el imputado reciba la pena máxima. El juicio será por jurados y podría realizarse durante este año. “Mi familia espera que la justicia lo condene a prisión perpetua porque no tenemos consuelo por lo que nos hizo”, afirmó la hermana y tía de las víctimas.

En los Tribunales de Lomas de Zamora, según trascendió, hasta el momento no se hicieron juicio por jurados en un caso de femicidio. La elección de este sistema es un derecho que tiene el imputado. Para lograr una condena de perpetua el fiscal deberá convencer a los 12 jurados de la culpabilidad del acusado.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Patricia Rivera, hermana de María Laura, manifestó que su familia espera que este año se pueda realizar el debate oral y que madre e hija reciban justicia.

“Esperamos que no quede en la nada y que el asesino pague por lo que hizo, que se pudra en la cárcel, porque mi familia quedó destrozada y hasta ahora no tenemos consuelo”, indicó.

Miguel Alexander Sosa, ex pareja de Marianela, será juzgado por “doble homicidio calificado”. El debate será mediante un jurado popular y estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora.

“Sé que la vida de ellas ya no vuelve pero necesitamos que se haga justicia por mis sobrinos que quedaron sin su mamá. A pesar de que ellos (por los hijos de las víctimas) nos tienen a nosotros como familia, no es lo mismo sin ellas dos”, expresó con profundo dolor Patricia.

María Laura era madre de Marianela de 24, Samira de 13 y un niño de un año y medio mientras que Marianela era mamá de un nene de dos años fruto de su relación con el acusado.

El hecho

El 18 de febrero Marianela y María Laura se encontraban en su vivienda ubicada a pocos metros de la avenida Olimpo y Laprida, en el barrio Olimpo, en Lomas de Zamora, cuando Miguel Alexander Sosa -quien hacía pocos días había salido de la cárcel- irrumpió en el lugar, y luego de discutir con ambas mujeres las mató a balazos.

Según lo relatado por la familia de la joven, el homicida, “se quedó sin balas, por eso, no mató los dos bebés” que se encontraban en la habitación de la vivienda donde sucedieron los hechos.

Luego, Miguel Sosa escapó del lugar y fue detenido cinco horas más tarde.