Lomas: Marcharon para reclamar que se terminen obras en la Escuela Especial 503

Padres, docentes y alumnos de la Escuela de Educación Especial 503, de Lomas de Zamora, marcharon este viernes por la mañana hacia la Jefatura Distrital, en Temperley, para reclamar por la finalización de una obra que comenzó en 2010 y que será la nueva sede de la institución. Acompañaron el reclamo el secretario General de la CTA de los Trabajadores de Lomas, Pablo Barroso y el secretario General de SUTEBA de Lomas, Javier Perín quien aseguró «esto es consecuencia del ajuste del gobierno provincial hacia la educación pública».

Como parte del reclamo, la comunidad educativa manifestó el descontento hacia un posible traslado de las clases a la escuela primaria 54 de San José. Sin embargo, en la reunión lograron acordar que no se realizará «ningun traslado», si toda la comunidad educativa no está de acuerdo.

En ese mismo sentido, se solicitó que la Dirección General de Escuelas visite el establecimiento con el fin de generar un revelamiento de las condiciones edilicias. En función a eso, Perín aseguró que si la jefatura no atiende la problemática «marcharán a La Plata», para continuar con el reclamo.

El gremialista analizó la situación de la educación pública en el distrito y aseguró «venimos de un 2018 muy complejo por la desidia del gobierno provincial» y subrayó «es fundamental generar condiciones edilicias dignas y seguras para el desarrollo del aprendizaje».

La Escuela Especial 503 funciona como institución dentro de una casa de tres ambientes la cual no contiene las adaptaciones necesarias para los chicos que asisten y desde el 2010 existe un proyecto de construcción de una sede especial. En 2017 el director General de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny firmó un convenio para finalizar la obra, pero aún continua sin avanzar.

Los docentes de la institución responsabilizan al gobierno de la provincia por las condiciones en las que se dictan las clases y hasta manifestaron temor a la hora de hablar con los medios locales ya que, según expresaron, podrían sufrir «represalias».

 

Carolina Ortíz