Lomas: Deliverys reclaman que la Policía no les retenga sus motos

Repartidores de aplicaciones de delivery reclaman en contra de la retención de sus vehículos y de las restricciones dispuestas ya que los limita hasta las 23 horas. En este marco, las fuerzas de seguridad están autorizados a llevarse sus motos o bicicletas, lo que les imposibilita continuar con su principal ingreso económico.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Marcos, repartidor de Pedidos Ya en Lomas de Zamora, aseguró: “Reclamamos que los controles se pusieron muy estrictos con nosotros los deliverys, te ven con la mochila de Pedidos Ya o de la empresa que sea y te quieren parar, te buscan todos los problemas para sacarte la moto”. 

De acuerdo a las últimas medidas de cuidado aplicadas en la Provincia de Buenos Aires, el comercio en general debe permanecer cerrado entre las 19 a 6 horas y el delivery se extiende hasta las 23. En este contexto, los trabajadores criticaron las limitaciones en el horario y los controles que consideran que “se pusieron más estrictos”. 

Según lo relatado, a muchos repartidores les comenzaron a retener las motos y eso generó un gran malestar entre los trabajadores por los trámites que luego hay que hacer para poder retirarla. Es por eso que por un lado solicitan que se extienda el horario permitido ya que la gran mayoría de pedidos sobrepasan las 23 horas y también que la Policía no les saque sus vehículos a modo de multa. 

“Es muy injusto lo que están haciendo con los deliverys, sacarnos las motos a nosotros que somos laburantes cuando por al lado les pasan dos en moto robando”, aseveró Jonatan, uno de los organizadores de la marcha y quien reclamó la lentitud de la página que otorga los permisos de circulación para deliverys.

Además de protestar por los controles implementados, los repartidores piden que la Policía cumpla con un rol “menos agresivo”. Marcos opinó que si los encuentran después de las 23 horas “en la calle trabajando con la moto en regla y los permisos”, la moto se “las llevan igual” sin considerar si volvías de un delivery.

“Vemos que la Policía está más encima, más agresivos. Ayer volvía de un pedido, llegando a la casa de comida donde trabajo, me cruzo con un patrullero a las 10.15 y me tiro el patrullero encima para que frene, sin conciencia y prudencia porque me pude haber caído, chocado o haberlos chocado”, desarrolló el joven.