Dolor y orgullo de los lomenses que vieron la final en la Plaza grigera

El partido se siguió por pantalla gigante. La plaza estaba repleta de miles de almas que vivieron la final de la Copa del Mundo como si estuvieran en el Maracaná. La derrota de la selección nacional llenó de dolor a los lomenses que llegaron al lugar pero que se fueron cantando, orgullosos por la digna actuación de los hombres de Alejandro Sabella.(Foto: Flor Santinón).

Bronca, llanto y dolor se mezclaron con la alegría y el orgullo de las miles de personas que en la tarde del domingo se acercaron a la Plaza Grigera de Lomas de Zamora a ver la final del Mundial, en la que Argentina cayó 1 a 0 ante Alemania, en tiempo suplementario.

Desde las 15, familias enteras se acercaron a la tradicional plaza donde el Municipio de Lomas instaló una pantalla gigante. Antes del encuentro, muchos aprovecharon para recorrer los stands de la feria de las colectividades que se encontraban distribuidos en la plaza.

A la hora del comienzo de Argentina-Alemania la plaza estaba cubierta. El cielo nublado no amilanó las ganas de los lomenses de reunirse para ver a la albiceleste en la final de la Copa del Mundo de Fútbol.

El partido fue seguido como si la gente estuviera alentando en las tribunas del Macaraná. Las intervenciones de Mascherano y de Romero fueron las más festejadas.

En el suplementario, el gol de Alemania enmudeció la Plaza Grigera. La gente siguió con tensión los últimos minutos a la espera de un milagro que no llegó.

Terminado el partido, algunos lloraron, otros – la mayoría – estaban lógicamente tristes. Sin embargo, todos se mostraron agradecidos al equipo de Alejandro Sabella por haber llegado, con dignidad y grandeza, hasta la instancia máxima del fútbol a nivel mundial. Por eso, la gente se fue retirando de la Plaza Grigera con cánticos de aliento a la selección.