Coronavirus en Firestone: “No vamos a permitir que el virus tenga tránsito interno en la planta”

Trabajadores de Firestone exigen mejores medidas de seguridad sanitaria en la planta Llavallol de la empresa ante la confirmación de cuatro casos positivos en las últimas horas. Tras la reunión negativa que tuvieron este viernes en el Ministerio de Trabajo provincial, aseguraron que de ser necesario forzarán una sanitización ante nuevos positivos porque “no vamos a permitir que el virus tenga tránsito interno en la planta”.

Los trabajadores plantearon, días atrás y por medio de un comunicado, la necesidad de paralizar las actividades del lugar por 48 horas para sanitizar y desinfectar la planta donde se manufacturan neumáticos y derivados del caucho.

Sin embargo, este viernes hubo una mediación entre las partes en el Ministerio de Trabajo provincial donde la empresa no dio lugar al pedido de los delegados, quienes firmaron un acta estableciendo su disconformidad con las medidas sanitarias adoptadas por la compañía y advirtiendo que si los casos positivos se incrementan allí, harán todo lo posible para concretar una sanitización de la planta

En diálogo con DiarioConurbano.com el referente de la lista violeta de la seccional local del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA), Adrián Tapari, indico que además de los casos confirmados en la planta de Llavallol “hay también varios trabajadores en aislamiento que tuvieron contacto cercano con ellos” y que las medidas sanitarias aplicadas en la planta son “insuficientes”.

“Exigimos a la empresa que se tomen medidas para preservar la salud de los compañeros” porque “no vamos a permitir que el virus tenga tránsito interno en la planta”, enfatizó Tapari.

Para colmo, la instancia de negociación entre las partes resultó infructuosa y desde los representantes de los trabajadores se avisó que ante la aparición de nuevos casos si es necesario forzarán una sanitización aunque “preferimos que de realizarse sea de forma consensuada con la compañía”, indicó el referente de SUTNA.

“Esta tozudez de una compañía internacional es inentendible teniendo en cuenta que ellos son conscientes de que deben llevar prevención y tranquilidad a todos sus trabajadores de la planta”, criticó en tanto luego de la reunión.

Si bien antes de la pandemia en Firestone cerca de mil trabajadores realizaban sus tareas en tres turnos, ahora funcionan solo dos (mañana y tarde) con plantilla casi completa y una dotación mínima por la noche.

“Cuando se inició la actividad se chequeó el protocolo y solo un número mínimo de compañeros comenzaron a trabajar, pero de a poco la convocatoria fue creciendo y esas medidas quedaron muy pocas” por eso ahora, con más cantidad de trabajadores esas medidas establecidas en el inicio “son insuficientes”, explicó.

En esa línea, Tapari también cuestionó la falta de puentes sanitizadores en las puertas de la empresa porque “todos vimos las medidas de seguridad de la planta de Volkswagen cuando fue el presidente Alberto Fernández y parecía Alemania pero era acá, en una empresa multinacional como Firestone”.

Además, el referente sindical sostuvo que “es inexplicable porque no se desdobla la entrada teniendo un ingreso por Antártida Argentina y otra por Camino de Cintura para evitar congestionamientos de compañeros y respetar el distanciamiento social”.

“No se entiende por qué la empresa no tomó esas medidas como para llevar tranquilidad y que los compañeros sientan que están siendo cuidados, más en ésta época en la que se están disparando los casos. Por eso hay mucha intranquilidad y se trabaja en un ambiente de mucha preocupación”, advirtió.

Si bien los trabajadores ya estuvieron reunidos con autoridades de la firma, funcionarios locales y provinciales, los trabajadores aguardarán la aplicación de mayores medidas de seguridad sanitaria en la planta de Llavallol luego de que el Ministerio de Trabajo bonaerense interceda en una reunión infructuosa.

“Si monitoreamos y vemos que hay más contagios, tendremos que tomar las medidas necesarias en ese momento”, advirtió Tapari, al tiempo que expresó: “Esperemos que la compañía recapacite para trabajar en un ámbito donde el personal sienta que la empresa lo está cuidando, que no es la sensación que tenemos hoy”.