Con un mural, recordaron en Temperley a víctimas de la última dictadura cívico-militar

En el marco del mes de la memoria, el colectivo “Temperley tiene memoria” llevó a cabo una jornada cultural en la esquina de Pasco y Albarracín, sede de la Escuela N° 2 de Temperley. Durante toda la tarde del sábado último, el grupo “Muralismo nómade” plasmó su arte en las paredes de la institución, recordando a los 35 detenidos- desaparecidos de los barrios Villa La Perla, Villa Sastre y Villa Galicia.

La actividad estuvo acompañada por la participación del Departamento de DDHH del Club Temperley, los Colectivos de DDHH del Club Los Andes y del Club  Banfield quienes realizaron siluetas donde plasmaron los escudos de los respectivos clubes.

A lo largo de la actividad, compartieron su música, “Sebas y Ana”, Jorge Aranda, artistas de Temperley. También se contó con la actuación de César Gómez, a través de su unipersonal “Inexpulnable”.

Durante toda la tarde se evocó los nombres de los 35 vecinos de los tres barrios, haciendo alusión a la biografía de cada uno, los lugares donde residían, las actividades que desarrollaban. Finalmente los nombres de cada uno de ellos fueron escritos en la pared de la escuela.

Desde temprano se pudo escuchar la palabra de Eduardo Musso, hermano de Pablo, desaparecido en octubre de 1976, agradeciendo la participación de los músicos, artistas, muralistas, de la gente que sigue sosteniendo la memoria.

De la misma manera, Cacho Cejas, hermano de Minito Cejas, secuestrado-desaparecido en septiembre de 1976 hizo alusión a la necesidad de seguir portando las banderas de su hermano. También acompañaron la familia Macek y Anahí Cabrera, hija de Ricardo Cabrera, desaparecido en octubre de 1976, quien se refirió a la necesidad de poder concretar el juicio y castigo a los culpables civiles y militares del genocidio.