Masivos cacerolazos contra la reforma previsional en Lomas, Lanús y Adrogué

Mientras la Cámara de Diputados se disponía a aprobar la ley de reforma del sistema previsional, miles de vecinos comenzaron a realizar cacerolazos en protesta a la iniciativa del Gobierno nacional. Si bien la expresión de descontento comenzó en la Ciudad de Buenos Aires, se extendió rápidamente al Conurbano. Lomas de Zamora y Lanús fueron dos focos importantes del malestar.

 

Mientras en Capital, los cacerolazos abarcaron numerosos barrios como La Boca, Caballito, Congreso, Belgrano, además de la Plaza de Mayo, en el sur del Conurbano cientos de vecinos se congregaron en los centros de Lomas de Zamora, Lanús, Adrogué, y Banfield se congregaron este lunes por la noche para expresar su cacerolazo la bronca  por la iniciativa de reforma jubilatoria del Gobierno nacional.

Convocado a través de redes sociales, el cacerolazo en Lomas se concentró, como es habitual, en la Plaza Grigera. Más de 500 vecinos cortaron de forma intermitente la avenida Yrigoyen haciendo sonar cacerolas. En tanto, en Banfield, con menos intensidad, las cacerolas se escucharon en algunas esquinas de las avenidas Alsina e Yrigoyen.

Cacerolazo LanusJustamente, otro medio millar de personas cortó esa avenida con el ruido de cacerolas pero a la altura de la estación de Lanús. Esto ocurrió paralelamente al cacerolazo en Lomas y poco después del iniciado en Capital, alrededor de las 21.

En todos los casos, la convocatoria a través de redes sociales y las primeras imágenes de las protestas en Capital fueron disparadores para que las cacerolas contra la reforma previsional se extendiera en distintos puntos del sur del Conurbano.

En el caso de Adrogué, comerciantes y vecinos hicieron  sonar cacerolas y sus palmas del lado Este de la estación. En este caso, la gente expresó su descontento reuniéndose en las esquinas de esa ciudad de Almirante Brown.

Cerca de la medianoche, los vecinos comenzaron a cortar la avenida Espora dado que la congregación había aumentado.

 

Fotos: Leonardo Torresi/María Miranda