Insaurralde confirmó su retorno a Lomas para ir por la Gobernación

Sin hacer referencias ni al kirchnerismo ni al massismo, el diputado Martín Insaurralde confirmó este martes que renunciará a su banca legislativa y que la semana próxima retomará la Intendencia de Lomas de Zamora, cargo en el que se encuentra de licencia desde hace un año, como primer paso para competir por la Gobernación bonaerense en 2015.

"Exactamente", confirmó Insaurralde en diálogo con radio La Red, tras ser consultado sobre si la semana próxima retomará el cargo de intendente de Lomas de Zamora, y se quejó de que la Cámara de Diputados no trató "ninguno" de los proyectos de ley que él presentó.

"Yo he presentado en la Cámara de Diputados proyectos de ley de armas cero, de barrabravas, de régimen penal juvenil, todos compromisos asumidos con los vecinos de la provincia de Buenos Aires. Y ninguno de ellos fue tratado. Y la verdad es que uno debe encontrar el lugar útil para poder transformar la realidad. Y creo que desde la gestión, estando cotidianamente con mis pares, los intendentes, somos el primer mostrador del Estado para poder transformar la realidad", apuntó Insaurralde.

En Twiter, el lomense no dejó dudas. "La semana próxima volveré a ocupar el cargo de intendente. Siempre estuve cerca de los vecinos trabajando para resolver sus problemas", escribió Insaurralde.

Insaurralde, que en 2013 fue elegido por la presidenta Cristina Kirchner para encabezar la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires del FPV, viene siendo duramente cuestionado por el oficialismo por sus coqueteos con el Frente Renovador de Sergio Massa, en medio de las especulaciones sobre su posible salto para competir desde allí por la Gobernación bonaerense.

Al respecto, Insaurralde no definió en qué espacio político continuará y se limitó a definir que trabajará "junto a un grupo de intendentes valientes, que tienen ganas de transformar la realidad y de buscar un candidato a gobernador que sea coordinador para descentralizar los fondos y los problemas de la provincia de Buenos Aires".

Con todo, Insaurralde admitió que quiere suceder a Daniel Scioli en 2015, al afirmar que "no tiene problemas" en que se lo mencione como precandidato a gobernador bonaerense.

"Juntos vamos a transformar la provincia. Seguramente, somos muchos los que tenemos ganas de transformar la provincia, cada uno desde su lugar. Hoy yo tengo un lugar que tiene que ver con seguir devolviéndoles los sueños y el compromiso a los vecinos de Lomas de Zamora. Y ahí vamos a estar trabajando", aseveró.

Dijo, además, que tuvo "la suerte como legislador nacional de recorrer la provincia todo este año" y que comprobó que la "inseguridad" figura a la cabeza de los reclamos de la gente.

También eludió polemizar con el diputado kirchnerista Carlos Kunkel, quien lo acusó este martes de "no trabajar de diputado" y de ir sólo a "cuatro o cinco sesiones", sin asistir a los debates de comisiones ni a los del bloque Frente para la Victoria-PJ.

"No he ido a estas dos últimas sesiones. Fui a doce sesiones en el año, y a dos he faltado: a una porque me operé y a la sesión de la semana pasada. Pero no voy a polemizar con el diputado Kunkel. Está muy bien que diga lo que él quiere decir", afirmó.

Tras confirmar su futura reasunción en Lomas, afirmó también a través de Twitter que "la Provincia del futuro debe descentralizar los recursos a los intendentes", se definió como "un obsesivo de la gestión del municipio" y se declaró "orgulloso del equipo" de trabajo que formó en Lomas.