El equipo de Grindetti confía en revertir el resultado, con mayor trabajo territorial y corte de boleta

Una vez repuestos del duro revés en las PASO, Juntos por el Cambio rediseña su campaña. En el caso de Lanús, el oficialismo local apostará, para las generales de Octubre, a una campaña territorial, barrial y más de cara a cara con los vecinos. Una de las apuestas más fuertes es que crezca el corte de boleta a favor de Néstor Grindetti, de parte de sectores independientes o de aquellos que en las primarias no votaron ni a Macri ni a Fernández. 

En Lanús, las encuestas advertían sobre la derrota en Provincia y Nación pero para dentro del Gobierno municipal existía una confianza en que el municipio se podía ganar. La gestión de Néstor Grindetti, hombre clave para Cambiemos en la Tercera Sección, tiene una buena recepción entre los vecinos, y algunos sondeos ubicaban al jefe comunal con una imagen positiva cerca del 40%. 

En los datos duros, Grindetti fue el dirigente más votado con más de 98 mil votos, pero en política lo importante es ganar, y el ganador fue el Frente de Todos, que con las cuatro listas sumadas llegó al 47% de votos.  

“Veíamos venir que se podía perder pero nunca por esta diferencia”, admitió una fuente cercana al Gobierno municipal a DiarioConurbano.com. 

Para revertir el resultado, desde el equipo del intendente y dirigentes de agrupaciones que forman parte de Juntos por el Cambio, apuntan a municipalizar aún más la campaña, ya que, consideran que la derrota fue a nivel nacional pero “muchos vecinos apoyan la gestión de Néstor”.

Entre las ideas que barajan desde el equipo de campaña, según pudo saber este medio, se profundizará el trabajo de la militancia en los barrio, el contacto con los vecinos. “Menos redes sociales y más charlas con el vecino. Entendemos que el resultado se puede dar vuelta porque la derrota no fue local, el candidato más votado sacó el 22%”, confía un allegado a la cúpula municipal.

En ese sentido, Juntos por el Cambio descree que las cuatro listas que compitieron en el Frente de Todos cumplan con la premisa peronista de que “el que gana conduce, el que pierde acompaña”, pero saben que no pueden dejar nada librado al azar. Entonces, el trabajo estará focalizado en explicarle al vecino cómo se lleva adelante el corte de boleta, en caso de que quiera elegir a Grindetti pero no así a Macri y a Vidal. 

“Nosotros le vamos a explicar que si quieren que siga Néstor, lo pueden hacer, pueden elegirlo como intendente y elegir otra opción en Nación y Provincia”, explicó un allegado al armado de la campaña. 

Para Cambiemos, la elección de octubre será distinta a las Primarias y confían en dar vuelta el resultado. Al respecto, apuntan a que las cuatro listas que compitieron en las PASO dentro del Frente de Todos no se acoplen detrás de la figura de de Edgardo Depetri, candidato a intendente. “Depetri es un cuadro bárbaro pero no es quien conduce el peronismo en Lanús”, se jactó un dirigente del PRO y dejó entrever que “muchos no quieren que Edgardo gane”.  

“Nosotros tenemos una discusión interna importante, pero el peronismo también”, sentenció la fuente consulta. 

Por el momento, la unidad del Frente de Todos avanza y las cuatro nóminas están enfocadas en ganar octubre. Por su parte, el oficialismo confía en lograr profundizar la campaña local para retener el Municipio.