Cascallares: “Fue un año muy complejo para todos desde lo social y económico”

El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, afirmó que “fue un año muy complejo para todos los argentinos desde lo social y económico”. En declaraciones radiales, el jefe comunal aseguró que desde su gestión durante el último año debieron “tomar iniciativas que no se habían planificado” aumentando partidas dirigidas a alimentos y medicación, al tiempo que observó un 2019 sin “indicadores económicos que revelen un impacto positivo en la gente”.

En diálogo con el programa radial “Parados de Cabeza”, que se emite de lunes a viernes de 10 a 12 por AM 820, el intendente Mariano Cascallares remarcó que fue “un año muy duro” en el que desde la gestión municipal debieron “poner mucho el cuerpo” aunque rescató algunos avances para la comuna.

“Fue un año muy complejo para los vecinos y todos los argentinos en general desde el punto de vista social y el económico” aunque a pesar de eso “tuvimos muchas concreciones en Almirante Brown”, afirmó Cascallares al tiempo que destacó ciertos logros durante su gestión.

“En estos tres años se pudo cumplir con la gran mayoría de los objetivos y desafíos planteados para los cuatro años de gestión, en los cuales se trabajó mucho con instituciones intermedias como escuelas y comedores para crear esa red comunitaria de contención y analizar el avance de algunos programas y obras”, explicó el jefe comunal.

En referencia a esas labores, indicó que en áreas como Salud y Desarrollo Social el municipio debió “tomar iniciativas que no se habían planificado”, las cuales si bien aseguró que era parte de lo proyectado, sopesó que “no se había tenido en cuenta la necesidad de asistir con medicamentos y alimentación”, ayuda que afirmó “fue creciendo de forma tremenda y sobre todo el último año”.

“Tuvimos que aumentar las partidas en alimentos y en medicación ante la ausencia del programa Remediar y de insumos en el sistema hospitalario. Claramente tuvimos que redireccionar políticas y fondos para ello”, precisó.

En ese sentido, Cascallares señaló además que la suba del dólar atentó contra el poder de compra de los municipios para asistir a los jubilados que se quedaron sin la cobertura que les proveía PAMI o a las familias que dejaron de contar con una obra social.

De cara al 2019, en tanto, el jefe comunal observó que no se vislumbran “indicadores económicos que revelen un impacto positivo en la gente” pese a la posibilidad de existir “algún indicador que señale una mejora en lo macro” aunque “está muy lejos de generar un impacto positivo en el vecino”, remarcó.

“Uno no tiene que perder la esperanza y la expectativa de que trabajando con los vecinos, con las instituciones intermedias y apelando a la responsabilidad empresarial, como la que tuvieron en nuestro parque industrial con los trabajadores sobre todo en esta época del año; se puede salir adelante aunque sin dejar de ser objetivo con la situación.”, ponderó.

Por último se refirió al caudaloso temporal que azotó a la región sur del Conurbano el pasado jueves: “Hubo calles anegadas y estuvimos hasta la noche trabajando con las áreas de espacio púbico y vialidad. Por suerte estaban muy limpios los arroyos y drenó rápido, además de la ayuda que brindaron las cinco obras hidráulicas que emprendimos; por eso no tuvimos mayores inconvenientes”, informó a excepción de las zonas cercanas a cuencas habitualmente inundables.