Tras la agresión que sufrió un militante del espacio De Lanús para Lanús por parte de dos punteros políticos, el director de Asuntos Políticos en jefatura de Gabinete de Ministros y conductor del Frente de Lanús para Lanús , Agustín Balladares, reclamó que el intendente Néstor Grindetti y el jefe de Gabinete, Diego Kravetz, den una respuesta sobre los sucedido, ya que, las dos personas identificas por la agresión fueron vinculadas al jefe de Gabinete.

En una conferencia de prensa acompañado por el funcionario Fernando “Chino” Navarro; el conductor de Unión Popular, Víctor De Gennaro; el secretario general de ATE Lanús, Walter Pintos; y la agrupación HIJOS, Balladares amplió sobre la denuncia que se radicó en la UFI 6 y advirtió estas acciones se dan “desde hace un mes  y medio” pero que el jueves pasado fue la situación más grave cuando cuatro autos abordaron al militante Julio Bulacio y “lo atacaron a machetazos e intimidaron con armas” bajo el argumento de que “son los únicos que pueden realizar actividades en Lanús por pertenecer al oficialismo”.

Para el dirigente local “no todos los personajes de Cambiemos se manejan de esta forma”, pero aseveró que “sería muy sano e importante” que el intendente Nestor Grindetti y el secretario de Seguridad Diego Kravetz, “que es quien se vincula con esta bandita y vela por los intereses de seguridad de los vecinos”, se pronuncien y repudien este hecho. “Si tenemos estas bandas con este nivel de impunidad corren riesgo todos los vecinos”, subrayó.

 


En la denuncia que se leyó durante la conferencia de prensa, especifica que los agresores manifestaron  que “si no frenaban con las actividades harían lo mismo con Balladares” y que expresaron: “¿Quién te dijo que podes salir a pintar sin la orden de Kravetz?”.

“Tenemos la necesidad de visibilizar estos temas para resguardar la vida y el físico de las personas que realizan actividades y piensan diferente al ejecutivo municipal porque atentan contra la libertad necesaria en la ciudad”, argumentó Balladares.

En tanto a las declaraciones del exjefe de Gabinete, Adrián Urreli, quien había acusado en medios locales que estos hechos “formaban parte del imaginario de la oposición”, el denunciante remarcó que “la justicia va a resolver si es cierto o no” y sostuvo que “hay pruebas médicas que confirman la agresión”.

“Esto no es una situación imaginaria y sería muy sano que se pronuncien desde el oficialismo y que las chicanas ni la ironía sean respuesta a un tema tan grave y sensible como este”, enfatizó Balladares.

Al tomar la palabra, De Gennaro criticó que “no haya una respuesta institucional adecuada en estos momentos” debido a que el municipio debería haber recibido “inmediatamente a Julio y su familia y ponerse a disposición de ellos” además de “expresar categóricamente que en Lanús deben respetarse las expresiones democráticas”.

“Necesitamos que el concejo deliberante que es el máximo órgano de representación de toda la comunidad de Lanús convoque a una audiencia pública y puedan  debatir este tema para expresar su repudio a hechos de esta naturaleza”, indicó.