A 44 años de la Masacre de Pasco, exigen que la causa se reactive y se condene a los culpables

Sobrevivientes y familiares de las víctimas de la Masacre de Pasco llevaron adelante un acto en el cementerio de Lomas de Zamora para exigir que se reabra la causa y se reactive la investigación para encontrar a los responsables de haber asesinado a 8 militantes de la Juventud Peronista por orden de la Triple A durante la intendencia de Eduardo Duhalde.

“Ya pasaron 44 años y nos estamos quedando sin culpables y solo con las víctimas. Pedimos que no se encajone la causa y vamos a ver si podemos presionar a través de un organismo o diputado para que se reabra la causa”, expresó Ruben Schell, amigo de las víctimas de la masacre, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Cuestionó que en estos años “la Justicia actúo como siempre, en determinado momento cajonean la causa y la planchan” por eso exigen que se reactive la investigación para que haya una sentencia que condene a los responsables.

El 21 de marzo de 1975, más de cuarenta agentes de la Triple A bloquearon el tránsito en la zona donde vivían militantes de la Juventud Peronista y se llevaron detenidos de forma ilegal a Rubén Bagninia, Aníbal Benítez, Alfredo y Eduardo Díaz, Héctor Flores, Germán Gómez, Héctor Lencina y Gladys Martínez. Los subieron a un colectivo y os llevaron a la avenida Pasco, donde los hicieron descender, los fusilaron y después dinamitaron los cadáveres para evitar su identificación.

Cuarenta y cuatro años de impunidad: “La causa de la Masacre de Pacto está en la comisión permanente desde los primeros tiempos. Yo cuestión de minutos soy sobreviviente, si estaba en el bar ese día, no estaba acá. Son esas casualidades del destinos o habrá sido para poder dar testimonio de lo que pasó. Por mi parte, acá vamos a estar, dando la voz siempre que se pueda y pidiendo que se haga justicia”.

Asimismo, Schell advirtió que “con este gobierno se planchó mucho todo lo que tiene que ver con derechos humano” y confió en que “las cosas mejores y reflotar con más fuerza esta pelea”. “Nos estamos poniendo viejos”, manifestó.

Por el momento, los pasos a seguir son averiguar en qué situación se encuentra la causa y lograr un patrocinio legal para que pueda acelerar el proceso.

En tanto, el viejo militante peronista reflexionó sobre los años que han pasado y cómo pocos hablan de lo que pasó en la calle Pasco: “La Masacre quedó tapada en el olvido y se olvidan que fue una acción de la Triple A en Lomas de Zamora. Como ya hubo sentencias respecto a la Triple A, eso ayuda a que la causa no prescriba”.

“Nosotros éramos militantes a pleno. Ese día en particular estaba con Héctor, Germán y los hermanos Díaz, charlando en el boliche donde fueron levantados. Yo me había ido porque un amigo me dijo de ver un partido en la casa de un tío. No estuve cuando pasó todo y fue terrible cuando encontramos todo ese desastre”, recordó Schell.

Y pidió: “Levantar la memoria de los compañeros por la memoria, la verdad y la justicia”.