Femicidio en Burzaco: La familia de Quimey se movilizó para exigir que detengan al asesino

Familiares y amigos de Quimey Lambert Tamay, una joven de 19 años asesinada por su pareja en Burzaco, se movilizó para exigir que la justicia encuentre al único acusado por el crimen. El hombre, identificado como Maikel Rodriguez Figueroa, se dio a la fuga luego de abandonar en el hospital a Quimey y tiene pedido de captura internacional. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Lucía, hermana de la joven, aseguró: “El sábado se cumplió un mes del femicidio y todavía no sabemos nada de él ni tenemos sospechas de dónde puede estar. Queremos conseguir una respuesta lo antes posible y para hacer justicia tiene que aparecer él”. 

La familia de la joven marchó a la Plaza del Congreso debido a que buscan visibilizar el caso y que la justicia acelere la búsqueda. Desde un primer momento coincidieron con el cambio de carátula ya que Quimey entró al Hospital por un homicidio por intento de robo pero luego se comprobó que fue femicidio.

“Nos dijeron que él se encontraba en capital y creemos que continúa en Argentina porque es más complicado escaparse por las restricciones que hay para salir del país”, contó Lucía. 

Si bien no hubo testigos durante el asesinato, la familia resaltó los antecedentes del acusado, algunos indicios previos de violencia machista y el comportamiento luego del femicidio dado que el joven huyó y se contradijo sobre lo que había pasado.

“Por más que no haya testigos para nosotros es culpable por su accionar. La actitud que tuvo después del crimen lo delata, el arma no aparece, se llevó el auto de mi hermana y si se escapó por algo será”, manifestó. Por el momento la fiscalía le tomó declaración a los familiares y realizó pericias en el domicilio, donde se encontraron rastros de sangre. 

Además, la familia de Quimey opinó que el Estado tendría que generar más controles debido a que se estima que el joven tenía homicidios previos en República Dominicana y delitos en Chile. 

“Hoy hablamos de Quimey pero mañana es otra. El Estado tiene que poner de su parte para que no haya más femicidios y crímenes”, aseveró la hermana de la joven.

El hecho ocurrió el 9 de septiembre a las 23.30 en Italia al 1600, Burzaco. El joven llegó a la casa de su cuñada para avisar que “se había disparado sola” aunque antes había asegurado que fue producto de un robo. Quimey fue trasladada al Hospital de Adrogué, donde llegó con un paro respiratorio y a pesar de que intentaron salvarla, la joven murió luego de tres paros más.