Con una marcha a los Tribunales de Lomas, reclamaron la aparición con vida de Franco Martínez

La familia y los vecinos de Franco Martínez, un joven de 21 años que salió de su casa en Villa Albertina y no regresó, se manifestaron en Tribunales para exigir la aparición con vida luego de 11 días de no tener conocimiento sobre su paradero. También repudiaron el trabajo de la fiscalía ya que consideran que “fue lento” y “no alcanza”. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Lisette Martínez, hermana del joven, aseguró: “A Franco no se lo pudo haber tragado la tierra, él no tiene conflictos con otros y no hay posibilidades de que se haya ido por su cuenta. Tenemos un Estado ausente porque nadie nos da una explicación sobre lo que le podría haber pasado”. 

Los cercanos del joven se movilizaron a las 12 del mediodía desde Itatí y Camino negro hasta los Tribunales de Lomas de Zamora , la Unidad Fiscal N° 16, donde se encuentra radicada la causa, y terminar en Puente La Noria

“Nos concentramos para que la fiscal nos atienda porque no tenemos ninguna respuesta y queremos explicaciones ya que no están interviniendo como deberían”, aseveró la hermana del joven. 

Franco se fue de su casa el jueves 23 de junio y su familia hizo la denuncia 48 hs después para que comience a ser buscado. A pesar de la espera, la familia alertó que recién luego de 11 días dispusieron a los perros de búsqueda y aún no se intervino el celular. Además exigen que se designe el caso a una fiscalía especializada en búsqueda de paradero ya que la fiscal que tiene a cargo la investigación se dedica a violencia de género. 

“Los mismos instructores de perros nos explicaron que las búsquedas se hacen dentro de los primeros cinco días. Lo que hacen ahora es una farsa para decir que están haciendo algo pero sabemos que nos están tomando el pelo”, afirmó Lisette a este medio. 

En un principio, la familia de Franco pensó que el joven podría haber sido detenido ya que no tenía un permiso para circular pero luego comenzaron a sospechar sobre un posible robo. Al no encontrarlo en la comisaría, pensaron que podría estar en algún hospital pero tampoco fue encontrado en los de la zona.

“Estamos desesperados. Ya no están buscando a mi hermano con vida porque pasó más de una semana. Al no hacer su trabajo como corresponde, nos obligan a romper la cuarentena para visibilizar el abandono sobre el caso”, argumentó la joven.