Juzgan a dos hermanos por un crimen en Lanús: «Preguntó qué pasaba y le respondieron con un balazo»

Dos hermanos son juzgados en el marco de juicio por jurados en Lomas de Zamoram acusados asesinar de dos disparos a un hombre en la puerta de su casa en Lanús, cuando intentó defender a tres jóvenes, en un hecho ocurrido en 2017. Una de las testigos pudo reconocer mediante una foto a uno de los imputados y lo acusó de haber sido partícipe. 

Los hombres juzgados son Ezequiel y Eduardo Herrera aunque también fue acusado Mariano Herrera que murió en el mismo hecho que terminó con el asesinato de Carlos José Prieto. En los alegatos iniciales la fiscal, Marcela Dimundo, adelantó que pedirá el veredicto de culpabilidad y aseguró que “la víctima salió a defender a tres chicas que tuvieron que soportar a los acusados”, quienes querían entrar al domicilio de una de ellas. 

Según la investigación, el 9 de abril de 2017 cerca de las 19 hs los tres Herrera comenzaron a golpear de manera muy fuerte la puerta de la casa de la sobrina de Prieto y las amenazaron con matarla junto a sus dos amigas si no salían. Es por eso que Prieto salió de su casa, ubicada en Manuela Pedraza y Carlos Pellegrini, de Villa Diamante, y le efectuaron varios disparos con armas de fuego. 

Una de las testigos relató que “tres hombres tocaron la puerta de la casa y preguntaron por Perla o Laura” y especificó que supo quienes fueron “porque se llamaban entre si con sus nombres”.

“Comenzaron a golpear y patear la puerta a los gritos, nosotras pensábamos que nos iban a matar”, contó la testigo. 

En este sentido, afirmó que ante la negativa de las jóvenes de abrir la puerta, dispararon hacia el interior de la casa y salió de su casa Prieto. “Él preguntó qué pasa acá y le respondieron con un disparo”, especificó la joven que dijo que luego del hecho estuvo por semanas por su casa por “miedo”.

Otra testigo que estaba en la misma casa aseguró que los tres hombres repetían que iban a “matarlas” si no abrían la puerta y que Prieto “salió para que ellos no entren porque la estaban por tirar”. 

“Gritaban por Laura y Perla, decían que las iban a matar. Y después del primer tiro, hubo otros y Eduardo dijo que salieran a correr. Escuchamos gritos y después alguien se acercó a decirnos que podíamos salir”, contó. Según lo relatado, las jóvenes luego encontraron muerto a Prieto dentro de su casa. 

Por su parte, Patricia Gallardo, médica forense que trabajaba en la morgue judicial de Lomas de Zamora, prestó su testimonio. “Ingresó con cuatro heridas de armas de fuego, dos de las cuales entraron por el omóplato y le lesionaron las costillas”, sostuvo. Por lo relatado, las lesiones que tuvo eran fatales de no ser atendido de maners urgente porque provocaron una hemorragia interna.

A su vez, Orlando Jose Morales, Jefe de calle de Lanús quinta, aseveró que “los Herrera tuvieron una reyerta con una tal Perla y el fallecido”. “Eran 3 o 4 que fueron nombrados en la investigación, vivían en el mismo barrio y eran conocidos por cometer delitos, andaban con armas”, contó el efectivo.