Condenaron a tres años a policía que mató por la espalda a un ladrón en Villa Albertina

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora condenó a tres años de prisión a un capitán de la Policía Bonaerense que corrió y mató por la espalda a un joven delincuente que le robó la mochila con un arma de juguete. El hecho ocurrió en Villa Albertina, en julio de 2020.

Los jueces encuadraron el accionar del capitán Juan Miranda, de la DDI de San isidro, en el delito de “exceso en la legítima defensa”. El fiscal Leonardo Kaszewski había sostenido que el policía cometió un “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, y había pedido 10 años y 8 meses de prisión.

Fuentes judiciales informaron a Diarioconurbano.com que la decisión del tribunal coincidió con la mirada que venía planteando desde un comienzo la defensa del policía, en cuanto a que Nicolás Da Silva, de 22 años, estaba armado  y que el imputado actuó en defensa propia.

La prueba central, y prácticamente la única en toda la causa, el video de una cámara de seguridad que registra cuando Miranda corre a Da Silva y su cómplice, y comienza a dispararle a unos 70 metros de distancia. Uno de esos impactos ingresó por la espalda del joven, que llevaba la mochila robada a Miranda, y terminó con su vida.

Todo indica que por lo que lleva detenido, el policía de la DDI terminará de cumplir la pena aplicada por el TOC 1 en libertad.

Según la investigación, el 19 de julio del 2020 Da Silva fue hasta la parada de colectivo donde estaba el policía Juan Miranda, ubicada en las calles Homero y Elcano de Villa Albertina, partido de Lomas de Zamora, lo amenazó con un arma, le arrebató la mochila y empezó a correr junto a otro joven que participó del robo. Miranda sacó su arma y disparó varias veces mientras Da Silva huía.

El efectivo policial llamó al 911 y cuando el personal policial llegó al lugar, Miranda había comentado que efectuó dos disparos pero en la calle se encontraron 9 vainas servidas.

No quedó probado que Da Silva haya disparado en todo el robo. Falleció por unos de los balazos realizados por el ahora condenado que le entró por la espalda y le salió por el pecho.